Intelectuales y estudiantes de la UMSA defienden el patrimonio

0
57

Ayer, al mediodía, decenas de estudiantes de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), docentes e intelectuales colocaron pancartas en las puertas de la carrera de Historia en protesta por la demolición del  inmueble que albergaba  al Hotel España. La manifestación se realizó  entre la avenida 6 de Agosto y  Aspiazu.
Algunas estudiantes se vistieron con indumentarias de antaño e informaban  a los ciudadanos la importancia del patrimonio arquitectónico en La Paz. Luego, los universitarios  organizaron un mitin en defensa de  los  inmuebles antiguos. Una hora después de la concentración,  el rector de la UMSA,  Waldo Albarracín, y autoridades de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación de  dicha casa  de estudios superiores se unieron a la manifestación.
Los transeúntes, en especial los adultos, apoyaban la protesta y pedían ante los medios de comunicación  que las autoridades gubernamentales y municipales respeten las casas patrimoniales que fueron construidas en la época de la Colonia y la República. 
“Este acto es un reclamo abierto, público y formal a las autoridades gubernamentales, municipales y empresas privadas que incurren en este atropello contra el patrimonio (arquitectónico) de todos los paceños y le dan más prioridad al mercantilismo que a nuestra cultura, historia e  identidad de un pueblo.  ¡Expresamos nuestra indignación, nuestro dolor y  nuestra bronca! Esperamos que no se reiteren este tipo de conductas atentatorias”, exclamó el rector de la UMSA.
Uno de los ciudadanos que se adhirió a la protesta  denunció  que el Ejecutivo  autoriza la destrucción de las casas patrimoniales cerca  de la plaza Murillo. “El gobierno de Evo Morales es el peor enemigo de La Paz porque ha destrozado la manzana número uno de la ciudad y está destrozando la manzana número dos, que es la del Parlamento”, dijo.
Mientras más personas se sumaban a la protesta en defensa de las casonas antiguas de La Paz, la decana de la Facultad de Humanidades, María Eugenia Pareja, sostuvo que enviaron varias  notas de reclamo ante las autoridades de la comuna paceña.  “Estamos muy molestos  por esa falta de respeto, criterio y valoración del patrimonio arquitectónico. Esto no es justo, no es correcto. No permitiremos que más casas (patrimoniales) se derrumben”, agregó.
“¡Viva el patrimonio, viva el patrimonio!”, gritaban los estudiantes de la carrera de Historia de la UMSA. Una de las universitarias destacó que una de las características por las que La Paz ostenta el título de Ciudad Maravilla del Mundo es la preservación de los  inmuebles patrimoniales. 
“Nos jactamos de ser una Ciudad Maravilla, entonces tendríamos que cuidar el patrimonio arquitectónico que hace a La Paz Maravillosa”, dijo  Nataly Silvia Tórrez, estudiante de primer año de la carrera de Historia.
Albarracín lamentó que las autoridades  muestren “la bandera del patrimonio sólo cuando les conviene y luego la ocultan por intereses comerciales que pisotean el derecho patrimonial”.  
“Los atropellos contra los inmuebles patrimoniales comenzaron en el gobierno de Hugo Banzer Suárez, que construyó el edificio del Banco Central. Ahora se repite la historia porque está  falla no es sólo de la Alcaldía de La Paz, sino también del Gobierno. Miren ese mamotreto que construyen cerca a la plaza Murillo. (Aunque) atenta contra el patrimonio cultural y la historia boliviana igual se lo ha edificado”, aseveró el rector. 
El analista político Agustín Echalar   dijo que el oficialismo dio el peor  ejemplo al no respetar las leyes y demoler un inmueble histórico  de 1824 para construir la Casa Grande del Pueblo.
Para el historiador Fernando Cajías  los megaproyectos del Gobierno  son los causantes de la destrucción del patrimonio arquitectónico. “Habría que preguntar a los cubanos si a ellos se les ocurriría construir un edificio detrás de la Catedral de La Habana. Ellos mantienen sus centro histórico”,  concluyó.

 

 

Rector  analiza acción legal contra daños a casas históricas     El rector de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Waldo Albarracín, dijo ayer que dicha  casa de estudios superiores analiza la posibilidad de realizar acciones legales que eviten la destrucción de  otros  inmuebles patrimoniales en la sede de Gobierno.
“Estudiaremos la posibilidad de realizar acciones legales para proteger el patrimonio arquitectónico de los paceños. Por lo pronto,  es correcto este pronunciamiento público contundente que hace notar estas situaciones anómalas”, dijo  Albarracín en la movilización en defensa del patrimonio.
La protesta se realizó ayer contra  la demolición de la casa de valor arquitectónico que albergaba el Hotel España, ubicado en la avenida 6 de Agosto. 
La máxima autoridad de la UMSA explicó que cuando se destruye un inmueble declarado como patrimonio se comete “una especie de crimen” contra la cultura y tradición de un pueblo.
“Lo que aconteció con (el Hotel España)  corresponde mínimamente a su esclarecimiento para tomar las medidas preventivas e identificar a los responsables. Obviamente que el municipio paceño tendrá que explicarle a los ciudadanos las razones del porqué se ha permitido esta inconducta que atenta contra (el patrimonio)”, agregó el rector.
La decana de la Facultad de Humanidades de la UMSA, María Eugenia Pareja, denunció  que la Alcaldía paceña hizo desaparecer los papeles que registran  al Hotel España como patrimonio arquitectónico. “Protestamos contra la destrucción de la identidad cultural paceña que debe  preservarse”, agregó.