Lava Jato: Landívar fue gerente del ex-SNC en cinco gobiernos

0
44

Luis Landívar fue gerente de Construcción del ex Servicio Nacional de Caminos (SNC) durante cinco gobiernos -de 2001 a 2006- y  es uno de los principales acusados de  recibir dinero para adjudicar los  proyectos Roboré-El Carmen y El Carmen-Arroyo Concepción a las empresas brasileñas  Camargo Correa y Odebrecht.

Durante esos años gobernaron el país  Jorge Quiroga, Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos D. Mesa, Eduardo Rodríguez Veltzé y  Evo Morales.

La Fiscalía  Departamental  de La Paz imputó  a Landívar  por los delitos de legitimación de ganancias ilícitas y enriquecimiento ilícito de particulares con afectación al Estado.

Por los mismos delitos se acusa a Roberto Saavedra. Ambos fueron detenidos el martes y se los investiga por recibir dinero de las empresas Camargo Correa y Odebrecht que ganaron la construcción de esas carreteras. Estas firmas son investigadas en Brasil por el caso Lava Jato.

En la gestión de Morales se ejecutó  la construcción, se pagó y se entregaron   los tramos Roboré-El Carmen y El Carmen-Arroyo Concepción. La ejecución se dio luego de  que el entonces presidente, Eduardo Rodríguez Veltzé, el 10 de diciembre de 2005,  promulgara la Ley 3282,  la cual aprueba el contrato de préstamo con la CAF; además,  la exautoridad aprobó los decretos supremos 28506 y 28507, que autorizan al ex-SNC  proceder con la contratación para la construcción y supervisión de las obras.

De acuerdo con la imputación de la Fiscalía, Landívar presuntamente recibió dinero de Odebrecht el 5 de enero de 2007 a través de una transferencia de 39.955 dólares a su cuenta bancaria. Los recursos fueron transferidos por la empresa Klienfeld Service Limited, firma constituida en Antigua y Barbuda, en relación  con  Odebrecht.

“Sobre el monto se establece que no coincide con su perfil económico, con los movimientos económicos que ejecuta, mucho menos puede resultar lógico y razonable el nivel de  relacionamiento de empresas internacionales que hacen transferencias bancarias catalogadas en el extranjero como offshore”, señala la imputación de la Fiscalía.

El documento sostiene que  los movimientos económicos fueron generados a partir de que Landívar ocupaba el cargo de gerente, además  de ser vocal técnico de la comisión que calificó las adjudicaciones de los proyectos carreteros observados.

Según la Fiscalía, la firma de contratos se hizo en 2005 con las empresas Camargo Correa y Odebrecht y  sus consorciadas bolivianas ARG Ltda e IASA.

Audalia Zurita, una de las abogadas que defiende a Landívar, observó que se lo acusa por recibir dinero en su cuenta en 2007, lo cual no tiene sentido, porque en esa fecha ya no era funcionario de Caminos.  “Es ingenierio civil, está vinculado con empresas constructoras por  su profesión. Cuando  fue gerente de Construcción  y se adjudica a la firma Camargo-Correa, él era vocal de comisión calificadora que  estaba compuesta por varios gerentes, sin ninguna posibilidad de influir en una decisión de esa naturaleza”, aseguró.

En el caso de Saavedra, la abogada Zurita afirmó que éste  nunca tuvo relación con el sector constructor y se lo acusa por recibir dinero que era proveniente de una deuda personal.

“Saavedra cobró una deuda que prestó a uno de sus parientes que también tiene el nombre de Roberto Saavedra Bruno, en 2004, pero el pago recién se hizo en 2006 mediante un cheque Nacional SAFI, donde ocupaba el cargo de vicepresidente. Mi defendido no tenía por qué averiguar o saber a quién pertenecía esa cuenta bancaria”, explicó.

En criterio de Zurita, la Fiscalía debería buscar a más personas, porque hay otros involucrados que sí tienen que informar sobre el caso que se investiga.

Otro de los abogados, Ernesto Vásquez, afirmó que la forma en la que se trajo a Saavedra es una muestra de  autoritarismo, ya que no existe ni siquiera  informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) para establecer  la procedencia de  recursos.

Hoy se realizarán las medidas cautelares de los imputados.

 

Relación  de hechos

  • Vínculos Durante las gestiones de los entonces  presidentes Eduardo Rodríguez Veltzé, Carlos D.  Mesa los dos ex presidentes y el actual mandatario Evo Morales,  se emitieron 11 decretos supremos  y tres leyes para garantizar el financiamiento y construcción de la carretera Roboré-El Carmen y El Carmen-Arroyo Concepción,  que fue adjudicada a las firmas Camargo Correa y Odebrecht.
  • Informe Una  comisión  legislativa  indagó los nexos y supuestos sobornos entregados por las dos empresas. Los antecedentes fueron a Fiscalía.