Morales designa a Carlos Mesa defensor de la causa marítima

0
51
Foto: carlosmesa.com

El presidente Evo Morales designó hoy al expresidente Carlos Mesa como defensor de la causa marítima en foros internacionales. Dijo que de esta manera, el gobierno refuerza el equipo de trabajo, de la demanda marítima, a la cabeza del Canciller, David Choquehuanca, y el Agente ante La Haya, Eduardo Rodríguez.

“Hemos acordado que él (Carlos Mesa) va asumir la responsabilidad ante la comunidad internacional, en los distintos foros y eventos organizados por nuestros embajadores, por nuestro cónsules, de explicar la parte jurídica e histórica, para que Bolivia vuelva al mar con soberanía”, manifestó Morales en conferencia de prensa.

Dijo que tiene mucha confianza en su conocimiento histórico y como escritor, que se complementa con la parte jurídica que representa el expresidente Eduardo Rodríguez. “Es una dupla que se incorpora a DIREMAR y de manera conjunta junto al Consejo por la reivindicación marítima, a trabajar en bien de todos y todas”, señaló.

Agregó que como expresidente del Estado, “no es necesario que tenga el cargo de embajador itinerante”, ya que “tiene toda la autoridad de asumir la responsabilidad” encomendada.

Etapa de información

Morales explicó que ahora la demanda marítima está en una etapa de información al pueblo boliviano. Esta semana se realizarán varias reuniones con distintos sectores políticos y sociales.

Dijo que mañana a las 09.00 se reunirá con los nueve gobernadores de Bolivia para informar y recoger sugerencias y recomendaciones para el tema marítimo.

El miércoles tiene previsto una reunión con los expresidentes de Bolivia para compartir la memoria histórica presentada a la Corte Internacional de Justicia (CIJ). El mismo día, a las 10.00, llevará adelante otra reunión, esta vez con los jefes de bancada y de los partidos políticos. Por la tarde se reunirá con los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) y del CONALCAM (Coordinadora Nacional por el Cambio).

Bolivia presentó la demanda marítima contra Chile el 17 de abril de 2013, y casi un año después, el 15 de abril, la memoria histórica.