Morales pide a COB defender a todo trabajador de Bolivia y no sólo a una minoría

0
42
Foto: Cortesía Google

Pueblo en línea.- El presidente Evo Morales convocó hoy a los dirigentes de la Central Obrera Boliviana (COB) a defender los intereses de la mayoría de los trabajadores del país y no sólo a pequeños grupos privilegiados.

“Esos pocos dirigentes de la COB defienden a un pequeño grupo de privilegiados que son afiliados a la Central Obrera Boliviana y el gobierno defiende los derechos de la mayoría de los trabajadores”, afirmó en un acto público del 60 aniversario del municipio de Mineros, Santa Cruz, al este de Bolivia.

Morales se refirió a la demanda de la cúpula sindical de modificar la Ley de Pensiones para mejorar el pago de las rentas de jubilación de los trabajadores del sector minero y de los maestros, quienes plantean por un lado el pago de primas de jubilación con el 70 por ciento y el otro con el 100 por ciento de sus salarios en activo.

Según Morales, es deber y obligación del gobierno garantizar la inversión en el país que contribuya al crecimiento económico y nuevos recursos, los cuales deben ser democratizados, pues considera que no todo el dinero del Tesoro General del Estado puede ser destinado al pago de salarios y beneficios sociales.

El mandatario ratificó la postura de su gobierno, que quiere evitar que el fondo solidario, con aporte de quienes ganan más, se vaya a los que ganan más y no quede para los que ganan poco.

El gobernante insistió que la propuesta del gobierno es nuevamente convocar a esos pequeños grupos de la Central Obrera Boliviana para que defiendan mejor a la mayoría de los trabajadores y no a pequeños grupos privilegiados.

Morales hizo estas apreciaciones al cumplirse hoy 10 días del comienzo de una huelga general y de bloqueo de carreteras efectuados por la central de trabajadores en demanda de una reforma a la Ley de Pensiones y la tensión en el país ha ido en aumento.

En tanto, los trabajadores mantuvieron sus medidas de presión en las principales capitales del país en momentos en que el diálogo ingresó en un nuevo estancamiento.

La huelga, que contempla también movilizaciones de protesta y bloqueo de caminos paralizó a por lo menos tres ciudades principales de Bolivia.