“No se necesita entregar soberanía para tener inversión y tecnología”

0
33

Bolivia eligió su camino sin perder control de hidrocarburos, aseguró Álvaro García Linera, quien también habló de otros temas, como el caso Ayotzinapa.

Respeto lo que decide el pueblo mexicano pero no dejo de sorprenderme, porque la economía mexicana tal y como yo lo conocí en los 80 y tal como yo lo he leído desde los años 50 creció con un Pemex estatizado; hoy me sorprende el camino que han elegido en México las autoridades. No puedo enfrentarme, soy autoridad y por diplomacia también tengo que mantener mi relación así de respeto a lo que deciden acá, pero Bolivia muestra que es posible otro camino, que es posible nacionalizar, tener vínculos de servicios o de propiedad con empresas extranjeras, tener inyección en tecnología y capitales, no se necesita entregar la soberanía de los recursos fundamentales de un país para tener inversión y  tecnología, afirmó Álvaro García Linera, vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia.

En entrevista para Aristegui CNN, sostuvo que Bolivia eligió su camino sin perder el control de sus hidrocarburos.

Sobre su país, aseveró que “después de la aprobación de la Constitución quedaron establecidos los pilares básicos de nuestra estructura social, política y económica, en lo político quizá lo más relevante, está indianización del Estado, somos un país con mayoría indígena, india y por primera vez desde 1570, se tiene una estructura estatal que recoge esta existencia de lo indio en las estructuras de poder, el 49 por ciento de la burocracia del Estado es indígena, tiene usted presidente, ministros, alcaldes indígenas, tiene una estructura jurídica paralela a la justicia ordinaria, la justicia indígena originaria y la justicia ordinaria en paralelo en los niveles básicos y superiores”.

En Bolivia “hay elección de autoridades a nivel regional, basadas en usos y costumbres indígenas, la mitad, hay un poder fuerte de los sindicatos comunidades y confederaciones indígenas, es quizá el cambio más importante en Bolivia, su indianización. No significa volver al pasado, es una indianización en el siglo XXI”, comentó.

En lo económico “estamos muy contentos porque tenemos una economía junto con la de Panamá las que más están creciendo en América Latina, estamos en promedio en 5.5 por ciento en los últimos cinco años, debido a la nacionalización, hemos recuperado el gas, el petróleo, la electricidad , el agua, las telecomunicaciones y las líneas aéreas, son del Estado y esto permite una redistribución de la riqueza que ha dinamizado a la economía y una confianza en el mercado interno. Aún hemos tenido caídas del precio del gas, ahora ha caído a 59 dólares, pese a esa caídas el mercado interno dinamiza nuestra economía en más de la mitad, el crecimiento tiene que ver con mercado interno, diversificación de la economía y con redistribución de la riqueza”.

Agregó que “hemos reducido la pobreza extrema en 20 puntos, en seis años, somos 10 millones, dos millones de bolivianos han pasado a la clase media con el presidente Evo Morales, en una velocidad extraordinaria, se distribuye lo que tiene el Estado, porque el Estado diversifica la economía pero a la vez redistribuye lo que recibe como excedente, controlamos bien la banca, de cada 100 dólares que la banca gana 50 al estado y 50 para ellos, hacemos obras sociales”.

Expuso que “le vendemos gas a Brasil, a Argentina, que tienen problemas de gas. Tenemos un nivel de la absorción muy elevado, pero sigue siendo atractivo. La inversión extranjera en Bolivia en 2013 y 2014, ya superó las de 200 y 2001″.

Ayotzinapa

El vicepresidente también habló sobre los normalistas desaparecidos de Ayotzinapa; dijo que el mundo entero se ha conmovido, se ha indignado y está atento con lo que sucede en México y cómo se va mostrando lo que ha sucedido, porque todavía no se sabe bien, faltan muchas cosas.

Señaló que “el Estado tiene que garantizar seguridad a sus ciudadanos, un Estado tiene que garantizar derechos, laborales, sociales, humanos. Cuando un Estado no es capaz de dar certidumbre sobre esos elementos no solamente es un Estado que frente al contexto internacional se muestra débil, en problemas o en crisis”.

Es también un “Estado que al interior de sus ciudadanos está generando una incertidumbre, una especie de vacío porque el Estado en el fondo es también uno, es la capacidad que uno cede a la autoridad para que controle , cuide, redistribuya, proteja, si yo como ciudadano no siento que mi Estado me protege, es más le tengo miedo respecto a mi vida, si no siento que mi Estado me dice la verdad, es más siento que mi estado que permanentemente me engaña o me dice las cosas a medias, se está incubando una crisis estatal terrible, que no se resuelve con un tema de gobiernos, se tiene que resolver con una reestructura radical”, enfatizó.

García Linera indicó que “el gobierno debe decir la verdad cueste lo que cueste y sacrificar a quien haya que sacrificar… porque si se deja sembrada una mentira sobre algo importante, esa mentira en el futuro va a ser un sello sobre cualquier cosa que diga el gobierno”.