Nuevo récord de contagios y decesos, aumenta la alerta

0
108
Creditos Foto: Opinión

“Estamos en pleno ascenso de contagio en la tercera ola y los hospitales ya están saturados, no tenemos equipos adecuados, los medicamentos se acaban. Creemos que, este mes de mayo y principios de junio, el virus golpeará con más fuerza, lo que posiblemente derive en una mayor escasez de oxígeno y medicamentos”, alertó ayer el secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes) de La Paz, Fernando Romero, sobre la situación que se vive en varias regiones del país por el incremento de casos de Covid-19.

Ayer, se volvió a registrar un récord de contagios por Covid-19; la cantidad más alta en la tercera ola y la segunda más grande desde el inicio de la pandemia, en el país. Se informó sobre 2.858 nuevos casos en un solo día.

En cuanto a los decesos, 87, también es la cifra más alta de la tercera ola. El total de muertes asciende a 13.780.

Mientras, expertos indican que el país aún no alcanzó el pico de la tercera ola.

Santa Cruz reportó 1.125; Cochabamba, 758; Oruro, 311 (se dispararon los contagios); La Paz, 254; Tarija, 176; Chuquisaca, 116; Beni, 51; Potosí, 48, y Pando, 19. El total de casos acumulados hasta la fecha es de 343.065.

Las autoridades nacionales y regionales, desde la semana pasada, vienen pidiendo insistentemente a la población no bajar la guardia en este nuevo rebrote de coronavirus.

Tarija y Cochabamba dictaron cuarentena rígida los domingos; Santa Cruz y Beni tienen restricciones todos los días, y en La Paz se alista una reunión departamental para asumir nuevas medidas.

El Comité de Operaciones de Emergencia Municipal (COEM) de la ciudad de Potosí pidió a los ciudadanos evitar los viajes al interior del país, sobre todo a departamentos donde se tenga la confirmación de la variante (brasileña P1), para frenar los contagios de Covid-19.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, aseveró ayer en Beni que la situación sanitaria es “catastrófica” debido a que las condiciones de salud no son las más adecuadas para afrontar la pandemia.

“La población tiene que darles un punto muy alto a los médicos en Beni, porque están actuando con lo poco que tienen y hoy en día están extremando esfuerzos”, manifestó.

Larrea ratificó que el sector está a la espera de la invitación del Ministerio de Salud para entablar un diálogo en torno al plan de vacunación, la tercera ola de la pandemia, insumos médicos y recursos humanos para combatir la enfermedad.

Vacunación masiva en comunidades rurales

El Ministerio de Salud y Deportes inauguró ayer la campaña nacional de vacunación masiva en áreas rurales y ciudades intermedias del país, en un acto en Potosí.

El titular de Salud, Jeyson Auza, con este objetivo, firmó ayer un convenio interinstitucional con la Universidad de Siglo XX de Llallagua (Potosí). Las cinco carreras del área de salud coadyuvarán en la campaña de vacunación para llegar a todo el norte de Potosí.

“Sabemos la función que ha jugado la Universidad Siglo XX en su momento histórico, por ello era pertinente realizar aquí el inicio de la vacunación en las áreas rurales y ciudades intermedias. No podría haber otro lugar más que Llallagua, porque no sólo vamos a estar en las ciudades capitales, siempre vamos a estar de la mano de nuestro pueblo, saltar del discurso a los hechos”, dijo.

El Ministro refirió que, para tener éxito en la pandemia, debe participar todo el pueblo boliviano: municipios, ayllus y comunidades.

Recomendó aplicar las medidas de bioseguridad como el uso de barbijos, distanciamiento social y lavado de manos.

Asimismo, dijo que el Gobierno hace todos los esfuerzos para conseguir las vacunas, que llegarán a toda la población boliviana.

A través de la firma de convenios con diferentes universidades de las ciudades, el Ministerio de Salud lleva adelante la vacunación masiva en el área urbana.