OACNUDH se desmantela y no monitoreará las judiciales

0
25

El representante del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Bolivia (OACNUDH), Denis Racicot, anunció este jueves que no hará un monitoreo a las elecciones judiciales, porque “su oficina se está desmantelando” para cerrar operaciones en Bolivia a partir del próximo 10 de diciembre.

“Hemos tenido siempre una actividad de monitoreo durante las elecciones generales, departamentales, locales y también judiciales de 2011. En diciembre todavía tendremos un equipo presente en La Paz, pero estamos cerrando la oficina y todo lo que eso implica”, declaró a Erbol.

Sin embargo manifestó que la posición institucional es la misma de 2011 en sentido que las elecciones significan la implementación de la Constitución Política del Estado de 2009, es “un experimento de Bolivia que tiene pocos paralelos en el mundo. Prácticamente Bolivia sería el único país en realizar elecciones directas para elegir sus al atas autoridades judiciales”, comentó.

Dijo que a diferencia de 2011, para las próximas elecciones  hubo un mejoramiento de varios aspectos en el proceso de selección y en gran medida  las observaciones de 2011, fueron tomadas en cuenta, pero sigue siendo un proceso donde todo el país  está aprendiendo en esta segunda oportunidad .

Sostuvo que a las nuevas autoridades no les compete necesariamente cambiar la justicia y para que cambie se requieren grandes esfuerzos integrales y multilaterales en niveles de dimensión judicial y política, donde otros actores pueden generar otro papel.

Para el Alto Comisionado, la nuevas autoridades elegidas, si están animadas del mejor espíritu, de  la mejor ética profesional, de altos criterios de persona en términos de integridad, pueden coadyuvar a que el  Tribunal Supremo de Justicia y el Tribunal Constitucional Plurinacional y el Consejo de la Magistratura mejore en la administración de justicia.

Con relación a las campañas por el voto nulo y blanco, manifestó que la posición del Alto Comisionado es que – respetando cada una de las posiciones de carácter político- los bolivianos deben ejercer su voto para elegir a las mejores personas y los resultados se verán después a la luz de la práctica.