ONU sugiere que ley antidrogas contemple escuchas telefónicas

0
7
Foto: ABI

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (Unodc), Antonio De Leo, dijo que la nueva normativa antidrogas de Bolivia, que se encuentra en elaboración, debe apuntar directamente a las grandes redes del narcotráfico y no centrarse en los eslabones más débiles; además, debe introducir nuevas herramientas como las escuchas telefónicas.

“(Que) La nueva normativa de drogas provea a la Felcn (Fuerza Especiald e Lucha contra el Narcotráfico) de las herramientas necesarias para llevar ese trabajo del siglo XXI.Recordamos la importancia de escuchas telefónicas, de producción de inteligencia, pago de informantes, de profundizar el seguimiento al lavado de dinero, entre otras herramientas para hacer frente a este fenómeno del siglo XXI”, dijo De Leo en un taller y un conversatorio sobre esta temática desarrollado en La Paz.

El representante del organismo internacional agregó que “las normativas de drogas que han sido más eficaces son las que han puesto énfasis y que han sido orientados contra las grandes redes de narcotráfico, contra los narcotraficantes, en lugar de eslabones más débiles de la cadena de narcotráfico”, indicó el representante de la ONU.

Además, la autoridad mencionó que es importante diseñar una normativa que tenga en cuenta la situación de la persona involucrada en los ilícitos, es decir, considere el grado de implicancia de cada uno de los involucrados, y que no caiga en solo apuntar a la proporcionalidad de las sanciones.

De Leo resaltó el trabajo que realiza Bolivia sobre el diseño de la nueva normativa con participación de la población, abierta a escuchar experiencias de otras instituciones y países, con el fin de superar la obsoleta Ley 1008.

“Bolivia tiene una legislación obsoleta que no está en línea con los estándares internacionales, a la Ley 1008 me refiero, que tiene no solamente problemas de redacción, hasta viola el principio de presunción de inocencia“, manifestó.

El representante de la Unodc dijo que las tareas de control no solo debe ser para la coca y la amapola sino también para otras nuevas sustancias que están apareciendo y que son atentatorias contra la salud.

Dde acuerdo al sistema de alerta de EEUU se ha detectado más de 546 suevas sustancias psicoactivas que no están sujetas al Sistema Internacional de Fiscalización de Drogas, y en consecuencia solo la mitad son fiscalizadas, por lo que la nueva normativa boliviana debe considerar este aspecto.

 

EtiquetasDroga