Pando: La búsqueda del desarrollo en el corazón amazónico

0
19

El gobernador de Pando Luis Adolfo Flores habla acentuando el impacto de las obras que su gestión construye en el departamento. El lunes 23 estuvo por unas cuentas horas en Riberalta, Bení, para entregar junto al presidente Morales material escolar. Cuando L.A. Flores tiene oportunidad de estar con Evo hablan de obras. “Qué necesitan, en qué más puedo ayudar”, son las preguntas casi obligatorias a las que el gobernador responde con proyectos departamentales. Inmediatamente el jefe del Estado Plurinacional lo compromete a seguir trabajando para conseguir la contraparte. El acercamiento con la gente es clave en este rápido intercambio de información. El gobernador pandino trata de transmitir al presidente las necesidades de la gente.

Pando ha crecido de manera sorprendente en los últimos 5 años. De acuerdo al último censo tiene 110.000 habitantes y Cobija la capital poco menos de 45.000. El gobernador compara: “Pando es el futuro en 25 años será lo que hoy es Santa Cruz”.

La terminal aérea no da cabida a tanta demanda de pasajeros que  se apilan en la terminal repleta. Como nunca antes en la historia de esta región sofocantemente calurosa tres vuelos comerciales llegan cada día a la capital. Una necesidad de la población en Cobija es tener un aeropuerto moderno. Y L.A. Flores dice orgulloso que los trabajos de la nueva estación aérea acompañan el ritmo del crecimiento y la demanda del servicio. La obra ya está en marcha. Sus encargados tienen previsto entregar la primera parte de esa monumental construcción hasta fines de este año. Un aeropuerto internacional de primer nivel con capacidad para 30.000 personas en horas pico.

El gobernador L.A. Flores nos recibe en su oficina decorada con un mapa imponente que refleja el esplendor de Bolivia con Litoral, Acre y Chaco. El mapa de una Bolivia sin desmembramientos y que hoy se refleja queriendo recuperar su integridad territorial. El gobernador asegura que habla con todos porque todos se han puesto la camiseta del desarrollo. “Mantenemos fluida relación con los 15 municipios, por la importancia de generar mejores condiciones de salud y educación”, afirma. Aunque no es competencia del Gobierno Autónomo Departamental transfiere a los municipios recursos para esos servicios. La misma referencia hace sobre el programa Mi Agua que suma el aporte de todos buscando el progreso del departamento.

L.A. Flores se entusiasma cuando hace referencia a los avances sobre el tendido de electrificación en el departamento. “Cuando me hice cargo de la gobernación solo tres municipios tenían electrificación, hasta el próximo año estará resuelto el suministro de energía para 11 de los 15 municipios”. Para el gobernador  pandino lo importante son los resultados. En eso se ha cambiado Pando. Hasta entre quienes fueron adversarios políticos en esta región de caciques olvidados.

Sentados en el living color palo de rosa al lado de su escritorio el gobernador habla sobre los sucesos que ensangrentaron a la Perla de Pando en 2008 en la denominada “Matanza del Porvenir”. “Seguramente la historia sabe quiénes incentivaron ese enfrentamiento entre hermanos y la gran  mayoría quiere olvidar”. Una pregunta abierta queda en el aíre. Explica que “mucha gente no participaba de la forma de hacer política o de la ideología del exprefecto Fernández; él se equivocó en la forma de manejar el poder. Soy crítico, pero los recursos del Estado no deben ser usados para beneficio de unos pocos. La gran cantidad de recursos que se gastaba era para pagar salarios”.

¿Eso es lo que se denominó como caciquismo durante al menos las dos últimas décadas?

Se trataba de tener amarrado el voto y la voluntad de las personas, lamentablemente el exprefecto llegaba al acoso político. Yo fui crítico de esa gestión. Eran de 3.000 a 4.000 funcionarios en la gobernación, no se puede desarrollar un departamento de esa manera, fue un error haber invertido demasiados recursos en tener dependiente a la gente; eso nos ha llevado a un cierto retraso. Se trató de usar el poder para reproducir el poder sin pensar en Pando. Ahora los pandinos no quieren problemas. Los pandinos con los que hablo tratan de olvidar esa historia. Estamos construyendo un Pando diferente, sin una exagerada visión de grupo.

¿Ha cambiado Pando después de la matanza en el “Porvenir”?

Antes de 2008 la capital definía el voto, pero ahora las provincias tienen mayor  influencia. De alguna manera Cobija es lo más duro políticamente pero está cambiando. Antes se elaboraba un plan en dos o tres años, pero la burocracia impedía la ejecución y no se sabía si lo que se hacía era realmente lo que necesitaba el ciudadano, hoy la gestión es directa no tiene intermediarios. Es una nueva forma de hacer política.

¿A qué atribuye la gran migración que ha llegado al departamento de Pando?

Existen mayores oportunidades, tenemos grandes construcciones y hay gente de Beni que llega buscando trabajo; hay miles de paceños, orureños y cochabambinos que buscan un mejor futuro. Ese conglomerado de gente trabajadora nos llevará a un