Partidos chilenos de izquierda no comparten objeciones a demanda marítima

0
46

La Paz, 27 ago (EFE).- Cuatro organizaciones políticas chilenas de izquierda que asisten a la reunión del Foro de Sao Paulo en La Paz rechazaron hoy la decisión del Gobierno de Michelle Bachelet de impugnar la competencia de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya para tratar la demanda marítima boliviana.

Esta posición fue manifestada por el Partido Humanista de Chile el Movimiento de Izquierda Revolucionaria – MIR, el Movimiento Socialista Allendista y el Partido Igualdad en una declaración difundida en La Paz.

“No compartimos la decisión del Gobierno de Chile de recusar la competencia del Tribunal Internacional de la Haya frente a la demanda de negociación presentada por el Gobierno de Bolivia”, señala el documento.

Las cuatro organizaciones defienden que el dialogo bilateral, tanto entre gobiernos como entre los pueblos, “debe ser retomado en lo inmediato por sobre las vías jurídicas”.

“No es recusando o negando el diálogo en torno a la demanda marítima de Bolivia que se podrá avanzar”, añade la declaración.

Bolivia perdió a fines del siglo XIX su acceso soberano al océano Pacífico en una guerra librada contra Chile.

El Gobierno boliviano presentó en 2013 una demanda ante la CIJ para pedir a ese tribunal que obligue a Chile a negociar en firme y de buena fe su reclamo de una restitución de ese acceso al mar.

Las autoridades chilenas presentaron en julio pasado las objeciones preliminares para impugnar la competencia de la CIJ sobre el caso, a las que Bolivia debe responder por escrito hasta el próximo 14 de noviembre.

El presidente del Partido Humanista chileno, Octavio González, dijo a los medios en La Paz que “la recusación que se hizo no es válida” y aseguró en que el camino para resolver este conflicto “es el diálogo”.

Según la declaración de los cuatro partidos chilenos, es necesario sacar “de lo judicial” el foco principal del problema y llevarlo a la política a partir de dos premisas, y una de ellas es que “sin disminuir la dimensión territorial de Chile es posible asumir una salida soberana al mar para Bolivia”.

La segunda premisa apunta a iniciar “a la brevedad un diálogo y negociación bilateral directa e invitar oficialmente luego al Perú”, indica el documento.

Las fuerzas izquierdistas chilenas se comprometieron a “fomentar” el diálogo entre los pueblos e instaron a “derrotar los prejuicios, los falsos nacionalismos y chauvinismos que propician y fomentan las élites dominantes y los sectores conservadores” que, a su juicio, son quienes buscan “enemistar” a ambos países.

El Foro de Sao Paulo, que congrega a un centenar de partidos de izquierda de América Latina, eligió a La Paz como sede de su vigésima reunión, que será inaugurada oficialmente mañana.