Personajes 2019: Alan García

0
80

Atrapado sin salida Se cerró el cerco legal sobre el ex presidente Alan García, que decidió suicidarse con un tiro en la cabeza, cerrado en su habitación mientras la policía lo esperaba para detenerlo.

Al enterarse que sería detenido, Alan García, ex presidente de Perú en dos períodos (1985 – 1990 y 2006 – 2011) se pegó un tiro. Fue cerca de las seis de la mañana del miércoles 17 de abril cuando la policía allanó su casa. Según medios locales, el ex mandatario pidió a los oficiales poder hablar con sus abogados en otra habitación. Se encerró en su cuarto, y se escuchó el disparo. “El ex gobernante presentaba un disparo de arma de fuego en el cráneo con orificio de entrada y salida”, estableció un comunicado.

García era investigado por los casos de corrupción que envuelven a su Gobierno y a los posteriores en el caso Odebrech. García, había insistido con su inocencia hasta su última entrevista, concedida un día antes de la decisión de quitarse la vida. “Espero que las personas mencionadas respondan y hagan sus descargos y que el 23 (de abril) el señor Barata termine con esta telenovela ante los fiscales. Estoy con impedimento de salida del país que ya es una sanción, soy el hombre más investigado en Perú en los últimos 30 años”, se había lamentado García. Salpicado por la investigación del Lava Jato, y sospechado de recibir millonarios sobornos de la constructora brasileña. El ex mandatario había intentado eludir las investigaciones con un infructuoso pedido de asilo a Uruguay que nunca se concretó.

Mano derecha

Luis Nava, ex secretario de Alan García durante su presidencia, es acusado de recibir más de US$ 4 millones en coimas de Odebretch. Y el empresario Miguel Atala, investigado por presuntos sobornos millonarios, testaferro y mano derecha del ex presidente peruano.

Ambos habían sido expuestos por Jorge Barata, director ejecutivo de Odebrecht Perú entre el 2011 y 2016, que autorizó los millonarios pagos. El Sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht aportó datos de cómo ayudó al empresario Atala (cercano tanto a Alan García como a Luis Nava), a abrir en octubre de 2007, una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA) a través de una compañía offshore creada poco antes en Panamá, llamada Ammarin Investment Inc.

Esa offshore panameña contaba con testaferros como directores, que cedieron mediante oportunos poderes, todo el control a Miguel Atala y su hijo Samir. La cuenta sirvió para recibir más de US$ 1.3 millones depositados entre noviembre de 2007 y febrero de 2008. Todos los depósitos fueron hechos por otra offshore: Klienfeld Services Limited, manejada por Olivio Rodrigues, del Sector de Operaciones Estructuradas de Odebrecht.

Atala declaró que los depósitos hechos por Klienfeld Services Limited, se hicieron para pagarle a Atala una deuda contraída por un familiar y socio suyo. Pero la jueza Canólic Mingorance que sigue el Lava Jato peruano, no convencida con la explicación del empresario, pidió a la Policía de Andorra investigar el caso y seguir la ruta del dinero. Y se concluyó que el beneficiario de las coimas no era Atala: fueron girados a Luis Nava Guibert, el ex secretario general de la presidencia de Alan García.