Pesquisa: más de 100 miembros formaban parte de red de Raña

0
33

Las denuncias y la investigación que sigue la Fiscalía  llevan a concluir que el excomandante departamental de la Policía de Oruro, Rommel Raña, lideró una red de corrupción con más de 100 miembros en el departamento de Oruro.

Con al menos 94 uniformados, entre oficiales y policías, un expolicía y más de una docena de civiles con la complicidad de contrabandistas, esta organización delictiva recaudaba 147 mil dólares cada mes en coimas por dejar pasar vehículos de contrabando. Asimismo, Raña obtuvo 300 mil dólares por mover a uniformados de un destino a otro; él operaba con sus subalternos (ver cuadro).

Toda esta información surge por denuncias de  policías que presentaron documentación a la  Defensoría del Pueblo de Oruro y por la investigación que realiza la Fiscalía basada en declaraciones de efectivos policiales y de un alto jefe militar.

En esta red, que fue revelada en diciembre de 2018, fue nombrado el entonces comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, a quien los denunciantes atribuyen tener conocimiento de todo el movimiento económico que generaba la agrupación ilegal de Raña.

Sin embargo, el exjefe de la institución del orden presentó en enero una querella contra Raña y los que estuvieran implicados; se presentó ante la Fiscalía como acusador. No obstante, la Dirección Nacional de Investigación Policial abrió una investigación disciplinaria en contra de Mendoza por no haber tomado acciones en su momento para desbaratar la red de corrupción.

La investigación penal se enfoca en dos temas: los cobros ilegales a contrabandistas para dejarles el paso libre y las coimas recibidas por Raña para cambiar o no de destino a sus subalternos. Dos fiscales denunciaron que reciben amenazas.

Recusan al juez y se suspende audiencia cautelar

El  excomandante departamental de la Policía de Oruro Rommel Raña  recusó al juez que debía llevar adelante la audiencia cautelar en su contra y ésta se suspendió hasta el próximo 19 de  marzo.

“A título de que no reconocen al juez natural de este caso (los abogados de Raña) vinieron a solicitar la suspensión de la audiencia (…) esto debieron hacerlo al inicio del proceso,  ellos incluso hicieron una presentación espontánea del señor Raña ante este juez”, informó ayer el fiscal asignado al caso, Franz Villegas.

El fiscal señaló que la estrategia de los abogados del excomandante sólo es una forma de dilatar el desarrollo del proceso por corrupción que se sigue en su contra.

La audiencia debía desarrollarse en el Juzgado Segundo Cautelar de materia penal, pero ante el recurso presentado se dispuso la reprogramación  del acto judicial hasta el próximo  19 de marzo a las 11:00.

En esa audiencia, el titular de ese juzgado debe determinar si la recusación tiene base y el caso pasará a otro juzgado especializado de anticorrupción o rechazará el recurso  y el proceso continuará en el mismo juzgado.

Por otro lado, el comandante de la Policía Boliviana, Rómulo Delgado, dejó la investigación que se realiza en contra de Raña  al Ministerio Público.

“Este caso está siendo investigado en el ámbito legal.  El Ministerio Público está haciendo la acusación y un juzgado se hace cargo. Serán las autoridades jurisdiccionales las que determinen si realmente se han cometido o no se han cometido estos hechos”, manifestó Delgado.