Presidente del TCP se desdice sobre las escuchas telefónicas

0
52

Flores dijo que sus declaraciones fueron descontextualizadas. Oposición anuncia que pedirá un informe oral al ministro de Gobierno.

El presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Ruddy Flores, se desdijo ayer al negar que sus llamadas “son grabadas, supervisadas y fiscalizadas” por Inteligencia del Gobierno, mientras el defensor del Pueblo sugirió a la Fiscalía que investigue el tema.
Flores dijo que sus declaraciones emitidas a un canal televisivo fueron descontextualizadas.  
La autoridad, en una conferencia de prensa   en Sucre, afirmó que sus declaraciones tenían como único propósito demostrar la transparencia con la que trabaja en la conducción del TCP, ante las acusaciones que realizó el magistrado Gualberto Cusi, quien denunció el fin de semana que existen presiones políticas internas y externas en las decisiones del TCP.
“En ningún momento el presidente del TCP ha hecho acusación y mucho menos denuncias respecto de procesos de Inteligencia del Gobierno u otra naturaleza (en sentido de) que estuvieran interviniendo sus llamadas. Han hecho una descontextualización de la información dada (…) y utilizada bajo intereses políticos”, aseveró.
En su visita a La Paz, Flores declaró: “Estamos abiertos absolutamente a cualquier proceso de investigación. Es más, toda la labor que hemos realizado es transparente. Puedo afirmar con toda certeza que tengo la seguridad de que ninguna de mis llamadas son seguras, que todas están siendo grabadas, fiscalizadas y supervisadas, de alguna forma, por sistemas de inteligencia (…) es evidente”.
Esa afirmación de Flores generó polémica entre el oficialismo y la oposición.
El jefe de bancada de Convergencia Nacional en Diputados, Álex Orozco, está convencido de que el gobierno de Evo Morales practica el espionaje a los funcionarios y opositores, y anunció que enviará una petición de informe oral al ministro de Gobierno, Carlos Romero, para esclarecer esta situación.  

Dijo que trabajará en un proyecto de ley para eliminar las supuestas escuchas telefónicas.  

Para el presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Diputados, Rodolfo Calle (MAS), es necesario aprobar una ley que prohíba la grabación de llamadas telefónicas, pese a que existe una disposición  contra  ello en la Constitución.

La diputada disidente del MAS Rebeca Delgado dijo que más allá de las denuncias de “pinchazos” y pedidos de renuncia de los magistrados, las autoridades judiciales deben asumir el “valor civil” de denunciar las presiones del Ejecutivo.
El artículo 25 de la CPE establece que toda persona tiene derecho al secreto de las comunicaciones privadas en todas sus formas, salvo autorización judicial.

Defensor: Fiscalía debe investigar de oficio

El defensor del Pueblo, Rolando Villena, sostuvo la mañana de ayer que las grabaciones de llamadas telefónicas “representan una vulneración al derecho de la privacidad”, por lo que sugirió al Ministerio Público que investigue de oficio las revelaciones del presidente del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Ruddy Flores.
“Esto es gravísimo. Ojalá que se esclarezca este tema, porque cuando un magistrado es vulnerado en su derecho a la privacidad y a manejar información secreta, que evidentemente iría en desmedro de otros, tiene que ser investigado”, sostuvo el defensor a los periodistas.
Asimismo, indicó que la Fiscalía “debe actuar de oficio, pero también si hubiera denuncias se debe tomar en cuenta y toda denuncia tiene que tener pruebas (…) Esto constituye, desde luego, una profunda preocupación para la Defensoría” del Pueblo, agregó  Villena.