Prevén aplicar 40 mil dosis al día; habilitan 23 puntos vacunación masiva

0
88
Creditos Foto: Carlos Lopez / Los Tiempos

Con menos tropiezos, mayor número de puntos de inmunización y la premisa de alcanzar un promedio de 40 mil personas al día a nivel nacional, se reanudó ayer la vacunación masiva contra la pandemia de Covid-19 en todo el país, con las primeras 334.400 dosis Sinopharm que llegaron el miércoles pasado al país, de las 1,5 millones previstas para esta semana.

“Antes, en el país se estaba vacunando a un ritmo de 8 mil dosis día; a partir de la implementación de estos puntos masivos de vacunación (…), hemos pasado en un solo día a 32 mil dosis, hemos ido subiendo a 35 mil, a 38 mil, hasta alcanzar 41 mil dosis día”, afirmó el ministro de Salud, Jeyson Auza, durante un acto en la Escuela Militar de Ingeniería (EMI) de La Paz.

Dijo que el objetivo es llegar en el menor tiempo posible a la mayor cantidad de personas. “Contamos con un millón y medio de vacunas que nos va a permitir darle continuidad a nuestro plan de vacunación”.

El Ministro de Salud junto al presidente Luis Arce inspeccionaron los puntos masivos de vacunación instalados en la EMI, en La Paz, y en la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), en Cochabamba.

“He recibido una instrucción del presidente, clara, fuerte y muy firme, vacune todo lo que se tiene, es preferible que esas vacunas estén en el cuerpo de cada uno de los bolivianos a que estén guardadas en las cámaras de frio que tenemos”, señaló Auza en Cochabamba.

Para este viernes está previsto el arribo de un segundo lote de 334.400 dosis de la vacuna Sinopharm.

Liberación de patentes

En tanto, el presidente Arce manifestó la necesidad que existe de liberar las patentes para que el país pueda producir las vacunas que necesita, toda vez que las naciones productoras prefieren inocular a sus ciudadanos y luego recién vender al resto de los países.

“Por eso hemos pedido a nivel internacional que se liberen las patentes para que podamos producir (…); caso contrario, tenemos una tercera ola, se va a venir una cuarta, una quinta, una sexta… esto va a ser interminable porque no se va a poder vacunar de manera masiva a todo el mundo”, expresó.

Habilitan 23 puntos de vacunación masiva

Con la llegada del primer lote de 334.400 vacunas de las 1,5 millones previstas para esta semana, se reanudó ayer la vacunación masiva contra el coronavirus en el eje troncal del país (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz).

Para recibir la inmunización, las personas deben llevar su carnet de identidad original y una fotocopia. Para el efecto, se habilitaron 23 puntos de vacunación masiva: 13 en La Paz, 6 en Santa Cruz y 4 en Cochabamba.

La vacunación se amplió a las personas mayores de 50 años y trabajadores de la prensa.

Tercera ola, con UTI llenas y sin coordinación

Bolivia se encuentra en plena tercera ola de coronavirus con unidades de terapia intensiva (UTI) colapsadas, falta de insumos y personal, además sin coordinación con los médicos.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, lamentó la crítica situación y la falta de acción gubernamental.

“Están colapsando en la mayoría de los departamentos los servicios de terapia intensiva, no tenemos los especialistas necesarios”, manifestó.

Agregó que este episodio golpeará muy fuerte al país en relación a la primera y segunda olas, pese a la vacunación masiva que se lleva adelante.

Los médicos intensivistas del país se declararon el miércoles en “extrema emergencia” ante el colapso de las UTI.

El secretario ejecutivo del Sindicato de Ramas Médicas de Salud Pública (Sirmes), Fernando Romero, lamentó la falta de coordinación del Gobierno en el tema de la vigilancia de los efectos de las vacunas anticovid en la población o farmacovigilancia.

El galeno señaló a la ANF que sus colegas hacen todo lo que pueden para apoyar en este aspecto a la población, pese a la falta de personal y centros de salud que brinden atención las 24 horas.

Acotó que el Ministerio de Salud tiene 5.000 profesionales a su disposición, pero sin equipos de reacción rápida ni una línea gratuita para brindar auxilio ante posibles complicaciones.

Denuncian que hay 518 respiradores sin uso

El vicepresidente de la Sociedad Boliviana de Medicina Crítica y Terapia Intensiva, Patricio Gutiérrez, denunció ayer que en el país hay 518 respiradores mecánicos sin uso por falta de insumos y personal, mientras que las Unidades de Terapia Intensiva (UTI) habilitadas en el país están colapsadas por la cantidad de pacientes críticos con Covid-19 que están llegando.

Aparte “de las 381 camas UTI con las que cuenta el país, ya llenas, hay 518 respiradores que no se están utilizando porque no tenemos personal especializado o porque falta algún insumo o algún medicamento para que esta unidad funcione”, señaló Gutiérrez.

El miércoles, el presidente del Colegio Médico de Bolivia, Luis Larrea, informó que el 95 por ciento de las camas de terapia intensiva en el sistema público de salud y en las cajas de salud estaba ocupado.

Gutiérrez anotó que, según datos del Ministerio de Salud, hay 381 camas de terapia intensiva en todo el país, que han resultado insuficientes por la cantidad de pacientes.

Dijo que hasta el lunes pasado de estas 381 camas, 283 estaban con pacientes, a los que se han sumado 122 pacientes en los días posteriores, haciendo un total de 405, “entonces hay un colapso en la parte de terapia intensiva”, enfatizó.

El galeno informó que los 518 respiradores se consiguieron durante el primer año de la pandemia y están distribuidos en diferentes centros médicos de todo el país, pero desde que se los adquirió no se les hizo mantenimiento.