Proceso de “extorsión” queda en incertidumbre

0
36

El hecho beneficia a los implicados en denuncias de corrupción, según el diputado Luís Felipe Dorado. El ministro Carlos Romero aseguró que el empresario norteamericano huyó de Bolivia con apoyo del Gobierno de Estados Unidos.

Luego de haber sido confirmada la salida del empresario Jacob Ostreicher del país con destino a Estados Unidos, todo el caso denominado proceso de “extorsión” queda en la incertidumbre, lo que beneficiaría totalmente a los implicados en las denuncias de corrupción, sostuvo el diputado de Convergencia Nacional (CN), Luís Felipe Dorado.

“No se podrá traer a Ostreicher al país, pues Estados Unidos no suele entregar a sus ciudadanos a gobiernos extranjeros, por lo que cree que es una pérdida de tiempo y dinero”, dijo el diputado opositor, aunque advirtió que si habrá un proceso judicial de parte de sus abogados para recuperar sus bienes que se encuentran confiscados en las oficinas de Dircabi.

Con relación a la petición de extradición de Jacob Ostreicher a Estados Unidos anunciada por la ministra de Justicia, Cecilia Chacón, el diputado del Movimiento al Socialismo (MAS), Edwin Tupa, expresó que no confía en que esa posibilidad pueda concretarse.

Dijo que el Gobierno va a mover todas las relaciones internacionales para que Ostreicher sea extraditado, pero con la experiencia que se tiene en el caso de Gonzalo Sánchez de Lozada y otros, teme que la situación no prospere.

Por otro lado, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró que el empresario norteamericano, Jacob Ostreicher, huyó de Bolivia con el apoyo del Gobierno de Estados Unidos y posiblemente también con la colaboración de la Embajada del país del norte en La Paz.

Sin embargo, la portavoz adjunta del Departamento de Estado, Marie Harf, confirmó ayer que Ostreicher llegó el lunes por la mañana al país, aunque dijo desconocer si el Gobierno estadounidense jugó papel alguno en su liberación.