Reivindicaciones sociales, una historia de traiciones y engaños

0
39
Foto: Cortesía Google

La Cob aceptó desmovilizarse para  entablar el diálogo, definió un cuarto intermedio  en la lucha de los trabajadores que se mantuvo firme a pesar de que los maestros rurales se desvincularon en alguna  medida el fin de semana  ya que la COB no contempla entre sus exigencias las demandas sectoriales a los maestros, tan solo el tema de pensiones del sector minero.

El compás de espera según la dirigencia sindical es “por tiempo y materia” que definió sin consultar a sus bases, literalmente  entre sombras,  al promediar la media noche del domingo.

Mientras tanto el Gobierno  ha condicionado  a que no exista ni una sola marcha para iniciar el diálogo. No obstante tiene a su favor,  sectores que declararon  defender en las calles el proceso de cambio y la democracia  “Va ser una marcha pacífica, no vamos a dinamitear, ni vamos a chicotear a ningún hermano de la Central Obrera Boliviana, pero vamos a hacer entender de que hay equivocaciones. Nosotros a nuestros compañeros estamos diciendo que va ser una marcha pacífica, no vamos a generar ningún tipo de abuso”, afirmó el secretario Ejecutivo de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB)

Vale decir que no están permitidas las marchas de los trabajadores movilizados, pero sí están permitidas las expresiones de apoyo al gobierno, así lo ratificó el  viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada,  quien sostuvo que  son situaciones distintas (marchas pro gobierno) a las movilizaciones de la COB.  “(Ellos, los de la COB) tenían una orientación equivocada y no eran necesarias, pero las movilizaciones afines al MAS tienen un contenido diferente de defender el proceso”, dijo a red televisiva Unitel.