Romero ordenó retiro 3 horas después de hablar con Illanes

0
40
Foto: Erbol

El Defensor del Pueblo, David Tezanos Pinto, reveló la hora exacta en que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, dio la orden de repliegue a la Policía el pasado 25 de agosto, mientras el viceministro Rodolfo Illanes estaba secuestrado por mineros cooperativistas en Panduro.

Según Tezanos, el Ministro emitió la orden de replegar a la Policía a las 14.00, cuando ya había “ataques” entre los efectivos y cooperativistas. Es decir que la instrucción de Romero para retirar el contingente se generó más de tres horas después de que Illanes se comunicó con él por teléfono (a las 10.45) y le rogó que evitara enfrentamientos.

“El ministro Romero ha presentado un informe en el que explica que él ordena el repliegue de la Policía a horas 14.00”, aseguró el Defensor, durante su informe ante la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados.

El Viceministro fue secuestrado cerca a las 10.00 de la mañana de ese jueves.

Según datos del Ministerio de Gobierno, alrededor de las 10.45, el Viceministro habló por teléfono con Romero. En esa charla Illanes -quien estaba rodeado por mineros- dijo al Ministro: “Le rogaría doctor que paralice cualquier actividad de despeje de la vía y cualquier enfrentamiento”.

Tezanos recordó que a las 13.00 él también pidió el repliegue de la Policía, sin embargo, lamentó que para ese momento ya se habían presentado  “cruces, ataques en las partes de los mineros y la Policía”.

El Defensor sostuvo que el enfrentamiento duró hasta las 16.30. El choque entre mineros y Policías derivó en la muerte del cooperativista Rubén Arapaya Pillco. Según la Fiscalía, los mineros mataron al viceministro al enterarse de la muerte de su compañero.      

Romero dijo anteriormente que al enterarse del secuestro se instruyó a la Policía adoptar una posición estática en cumplimiento a protocolos de la ONU, y después se ordenó el repliegue.

El Ministro señaló que el repliegue era un procedimiento moroso, porque debía hacerse por cuadrillas, para evitar emboscadas. Asimismo, aseveró que el enfrentamiento se provocó porque los mineros atacaron con dinamitas a los policías.

Para el Defensor del Pueblo, se tiene que investigar a la Policía debido a que no se concretó el repliegue. “Los llamados a repliegue a la Policía Boliviana no tuvieron el éxito ya por razones atribuibles a la Policía Boliviana que tienen que ser investigadas”, afirmó.

Actualmente, la Fiscalía investiga al excomandante de la Policía de La Paz, José Luis Araníbar, por los delitos de incumplimiento de deberes, omisión de socorro y otros, debido a que supuestamente no replegó a las tropas como lo había solicitado Illanes.

Romero aseguró que Araníbar no incumplió deberes y no se rompió la cadena de mando durante el operativo en Panduro.