Rusia es un poder de defensa y político independiente

0
10

El embajador de Rusia Vladimir Sprinchan contestó temas de actualidad controvertidos en una entrevista concedida a dat0s. Hablamos de la coalición militar (Estados Unidos, Francia y Gran Bretaña) que hace un par de semanas atacaron Siria insistiendo que el régimen de Al Assad tiene un letal arsenal de armas químicas que usa contra su población. Pasamos a hablar del exagente Serguei Skripal, envenenado supuestamente por órdenes del presidente Putin. Y por supuesto del Mundial de Fútbol en su país y la visita del presidente Morales a Moscú.

El embajador tiene las facciones algo contraídas. Sonríe poco; es enérgico en sus respuestas. Habla desde luego de la relación entre Bolivia y Rusia. Dice que es un momento de consolidación en varios temas de interés que refuerzan una agenda plagada de desafíos. Aclara, antes que transcurra la conversación, que expertos de su país van a construir un Centro de Investigación Nuclear, no una Planta Nuclear, de esas que ya nadie se anima ni siquiera a hablar, como la de Chernobyl que explotó en 1985, provocando un efecto devastador.

Antes de iniciar la entrevista el embajador Sprinchan explica que la antigua Unión Soviética era uno de los territorios más grandes del globo antes de su desintegración en diciembre de 1991. Sin referirse a dimensiones territoriales explica que su país quiere una relación de buena vecindad con todos. Hoy Rusia está conformada por 11 estados en los que desde 14 de junio correrá el pitazo inaugural del Mundial de Fútbol. La federación rusa proclamó su independencia en 1990. Este acontecimiento independentista dice mucho de la influencia que ha ganado Rusia en el mundo en poco tiempo. Muchos órganos de prensa insisten que los sucesos antes descritos podrían revertir la sede mundialista. Hay la sensación de una Guerra Fría instalada apuntando todo tipo de escándalos a la lente del país organizador.

El hackeo que cambió la historia de las elecciones en los Estados Unidos, atribuida a los servicios informáticos rusos; las acusaciones de los aliados de Occidente de que Rusia encubre el uso de armas químicas y finalmente sus relaciones por el mundo, espías incluidos. “Decimos en Rusia que la relación con los vecinos debe ser mejor que con los padres o parientes porque viven cerca de tu casa, es importante tener países amistosos, desarrollados que necesitan de ayuda política y militar de Rusia”, aclara en un tono de hermandad.

Muchos sucesos recientes apuntan a una especie de retorno de la Guerra Fría que polarizó el mundo en la década de los 50.

Esperemos que no se reanude la Guerra Fría, pero me parece que la raíz de esta situación es que Rusia conquistó un poder independiente de defensa muy poderoso; un poder de una política independiente y soberana. Occidente quería mantener el mundo unipolar, pero eso fue un periodo entre cinco a siete años. Rusia no tiene interés de generar escándalos.

El embajador cuenta el caso del espía envenenado en Inglaterra junto a su hija Yulia. Ambos se recuperan lentamente en un centro de salud en Londres. “Es muy extraño que las autoridades inglesas no permitan visitas, se podría organizar ruedas de prensa u otras acciones que permitan conocer la verdad sobre este atentado”. El embajador aclara que al exagente se le permitió establecerse en Gran Bretaña y que su Gobierno no tendría ningún interés en asesinarlo. Poco después del caso Skripal, tres países miembros de la Organización del Atlántico Norte (Otan) iniciaron un bombardeo en Siria por la supuesta reacción a los ataques con armas químicas de Al Assad contra su población. “Cualquier ataque de un Estado contra otro se puede realizar solamente con la aprobación previa del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, lo que en este caso no ocurrió, además de que los aliados dicen que Rusia apoya a Siria”. Expresa su malestar por las declaraciones del embajador de Gran Bretaña en Bolivia que en una entrevista con algunos medios de comunicación planteó su rechazo por el apoyo de Bolivia y Rusia a Siria. “Me parece que esta es una notoria injerencia a los asuntos internos. Eso no se le permite a ningún embajador”.

Para cerrar la primera parte de la entrevista, el embajador Vladimir Sprinchan espera que los expertos definan lo antes posible los verdaderos motivos y la causa de los bombardeos contra Siria.

¿Cómo se preparar Rusia para el Mundial?

Los periodistas me pidieron un pronóstico y claro yo les he dicho que Rusia va a ganar el Mundial (ríe). Me remito a las declaraciones de mi presidente en sentido de que lo más importante no es ganar sino ser un gran anfitrión para todos los que nos visiten el país. Rusia está trabajando con los servicios especiales de varios países contra el terrorismo que puede empañar el evento. Queremos ofrecer una fiesta deportiva, sin amenazas, nos preparamos para mostrar nuestra cultura, nuestra gastronomía, nuestras costumbres y tradiciones. Rusia igual que Bolivia es un Estado Plurinacional. Tenemos más de cien grupos étnicos. Todas con su religión, autonomía, trajes, etcétera. Nos preparamos con voluntarios para que todos se sientan bien. Esperamos a 10.000 bolivianos en Rusia para el Mundial. Justo en estos días los presidentes Morales y Putin van a celebrar una reunión para fortalecer nuestras relaciones. Estamos trabajando con la cancillería preparando esta reunión para que sea de beneficio del desarrollo para ambos países. Estamos estableciendo contactos en varias áreas y fortalecer nuestras relaciones comerciales.

¿Cuáles son los temas más importantes que se discutirán en esa reunión?

Investigación, cambio de tecnología, proyectos en los que podemos participar con nuestros expertos. Tenemos previsto establecer acuerdos de cooperación para la exploración del litio. Tenemos propuestas para participar en la construcción del Corredor Bioceánico, centrales hidroeléctricas. Tenemos propuestas de la refacción del aeropuerto de Viru Viru en Santa Cruz para que se convierte en un Hap con varias rutas de transporte. Así también tenemos proyectos agroindustriales para desarrollar y crecer. Bolivia es para Rusia un aliado estratégico, tenemos la misma opinión sobre varios puntos en las esferas del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Me imagino que otro de los temas a tratarse será la construcción de una Central Nuclear que se anuncia oficialmente.

Se trata de un Centro de Investigación de Energía Nuclear. Vamos a industrializar en este centro de investigación isotopos para prevenir el desarrollo de enfermedades oncológicas. Además, estos isotopos van a servir para la investigación de centros hospitalarios con apoyo de Argentina en El Alto, Santa Cruz y La Paz. También a partir de este Centro se van a desarrollar tecnologías para defender los cultivos de plagas sin efectos de radioactividad. Este Centro de Investigación y Tecnología Nuclear es un proyecto de Bolivia que aporta con algo de 300 mil dólares; Rusia apoyará con tecnología en la primera etapa.

Se dice que Rusia y China son los países más influyentes en Bolivia como centros de poder mundial

(Ríe). No. Ahora Rusia y China no son centros de poder son el centro de poder en singular porque somos aliados en la esfera internacional, pero ambos tenemos intereses económicos separados. Tenemos cooperación en el espacio Poder de Siberia, frontera de 4.000 kilómetros que nos permite desarrollar proyectos conjuntos; mucho intercambio de bienes y servicios; empero en otros aspectos cada país tiene sus propios intereses. Aquí en Bolivia si Rusia no puede realizar un proyecto, puede participar China. No confrontamos. Existe un convenio de caballeros entre nosotros. Nuestros presidentes Xi Piang y Putin se encuentran varias veces al año porque sienten su responsabilidad en la construcción del mundo; no para lanzar misiles, sino para resolver problemas por medios pacíficos en consenso con la comunidad internacional.

“Decimos en Rusia que la relación con los vecinos debe ser mejor que con los padres o parientes porque viven cerca de tu casa, es importante tener países amistosos, desarrollados que necesitan de ayuda política y militar de Rusia” – Vladimir Sprinchan –