SIGMA producirá Avifavir y revolucionará la industria farmacéutica nacional

0
22

El mundialmente conocido Avifavir de origen ruso -antiviral efectivo contra la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19)- será manufacturado en Bolivia por Laboratorios SIGMA Corp S.R.L. en un hecho histórico para la industria farmacéutica nacional, anunció el Director Ejecutivo de la compañía farmacéutica, Sergio Pool. “A partir de marzo comenzará la producción de 200 000 unidades diarias, suficientes para abastecer la demanda en Bolivia, Uruguay y Paraguay, juntos”, aseguró el alto ejecutivo corporativo que llegó a La Paz, para oficializar la decisión, hecho al que calificado además de “histórico para la industria farmacéutica nacional”.

Con metas y proyección empresarial planificadas, SIGMA terminó de emplazar una moderna planta de producción de alta gama, en el Parque Industrial Santivañez, de Cochabamba, a un costo de US$ 5 millones. “El laboratorio está listo para comenzar con la “industrialización en serio de medicamentos en Bolivia”, aseguro Pool.

SIGMA logró cultivar desde el año 1976, cuando nació oficialmente en la ciudad de Cochabamba, un prestigio único en la industria farmacéutica boliviana. El esfuerzo empresarial que desplegó desde entonces no fue estéril. Por el contrario, las décadas de trabajo continuo y sostenido que promovió la empresa, permitió trascender fronteras y abrió los ojos a laboratorios internacionales que vieron en SIGMA, una oportunidad para hacer negocios y empresa a escala industrial.

De esta forma, como ningún otro laboratorio nacional, SIGMA logró respaldo de la Dirección General del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF), para que pueda manufacturar el Avifavir. El RDIF también enviará a fin de mes a Bolivia las primeras vacunas Sputnik V contra el Covid-19 de un lote 5.2 millones de dosis que compró el gobierno de Bolivia.

“Es una planta nueva y contamos con la maquinaria para producir el medicamento y dentro del acuerdo transferencia tecnológica, Rusia enviará una misión técnica hasta Bolivia para que pueda asesora a SIGMA”, dijo Pool.

Único en Bolivia y privilegiado en Latinoamérica

El Fondo de Inversión Directa de Rusia, no solo eligió a SIGMA, también firmó con la compañía farmacéutica una alianza inédita para concretar, a mediano plazo, la transferencia de tecnología médica orientada a la producción de medicamentos de alta gama. “A través de nuestra asociación con SIGMA Corp, proporcionaremos a los hospitales de varios países de América Latina uno de los medicamentos anti-COVID más eficientes del mundo, Avifavir”, anunció el Director Ejecutivo, Kirill Dmitriev.

Dijo también que “además de la exportación de medicamentos también transferimos la tecnología para producir la forma de dosificación terminada, lo que reducirá el periodo de espera y los costos de logística, así como el tiempo necesario para introducir Avifavir en las prácticas de tratamiento de coronavirus”, apuntó el alto ejecutivo ruso.

Según Pool, SIGMA fue elegida en Bolivia y el Fondo ruso ubicó a la farmacéutica nacional en una posición de privilegio en Latinoamérica, ya que, además de Bolivia, el RDIF certificó licencia para la industrialización del Avifavir a laboratorios de Argentina, Paraguay, y el Uruguay, en Sudamérica.

Mientras que el Centro América, las industrias farmacéuticas de Honduras, El Salvador y Panamá, fueron autorizadas para elaborar el medicamento, informó Pool. “Estamos muy contentos de tener una sociedad multilateral con SIGMA Corp SRL, una de las compañías farmacéuticas líderes en América Latina, que no solo trabajara en el suministro de nuestro medicamento, para satisfacer las necesidades actuales urgentes de los sistemas de salud de los países que conforman este acuerdo, sino que tendremos mucho trabajo en conjunto para transferir la tecnología de producción de dosis acabada para el tratamiento, con el fin de garantizar un alto nivel de calidad, seguridad y eficacia del medicamento, condición estricta y obligatoria para la producción y venta de Avifavir en Rusia”, comentó al respecto el CEO de Chromis, Andrey Blinow.