UE: señales ambiguas al recibir informe sobre la coca

0
40

En una rueda de prensa en La Paz, el director ejecutivo para las Américas del Servicio Europeo de Acción Exterior, Christian Leffler, expresó ayer su preocupación por los usos “criminales” de la coca, y, a la vez, ponderó la entrega del informe financiado por Bruselas sobre el consumo de la hoja con fines tradicionales. “Estamos muy satisfechos que ahora el gobierno lo haya publicado”, dijo.

El alto funcionario de la Unión Europea, que efectúa una visita de dos días al país, recibió ayer del Gobierno boliviano el estudio sobre la hoja de coca, cuyos resultados fueron presentados la semana pasada en los que se señala que el 58 por ciento de coca  que se produce en el país es de uso tradicional.

El estudio establece que Bolivia necesita 14.700 hectáreas de coca para mascado, infusión y rituales religiosos, frente a las 25.300 existentes, según un último monitoreo de las Naciones Unidas.

El organismo europeo financió con algo más de 1,5 millones de dólares el estudio realizado entre 2008 y 2010, el mismo que el Gobierno completó por nuevos estudios sobre hábitos de consumo y comercialización de la planta.

El representante de la UE ponderó la presentación de dicho informe que reclamaron en varias oportunidades para que sea divulgado. “Estamos muy satisfechos que ahora el Gobierno lo haya publicado”, dijo Leffler.

Señaló que si bien revisarán el informe completo en los próximos meses, la “satisfacción” de la UE se debe a que ya se cuenta con “nuevas herramientas de trabajo” para definir la cooperación en la lucha antidrogas.

“Éste (el estudio) es un gran esfuerzo que ayudará a ajustar políticas para reducir las hectáreas excedentes”, señaló.

Añadió que entre Bruselas y La Paz se trabajará en políticas, sobre la base del estudio que establece que 3 de cada 10 bolivianos consumen coca.

Leffer hizo una evaluación sobre esos y otros temas, referidos a la relación bilateral, en una rueda de prensa tras reunirse con el vicecanciller boliviano, Juan Carlos Alurralde.

El representante de la Unión  Europea se reunió en la Cancillería boliviana con varios ministros con los que abordó también el tema de un incremento del 19 por ciento de la cooperación europea al país para tres programas: agua, justicia y lucha contra el narcotráfico y desarrollo alternativo.

Para hoy está previsto que el representante de la Unión Europea se reúna con el presidente Evo Morales.

Leffler ratificó la cooperación financiera de 280 millones de euros para financiar en los próximos siete años en Bolivia programas de agua, medioambiente, fortalecimiento de la justicia y la democracia y lucha contra el narcotráfico.

“Es un esfuerzo bastante importante de la UE, en las condiciones actuales en Europa, pero que es también el reflejo de nuestro compromiso de apoyar a los esfuerzos de desarrollo de nuestros socios en América Latina”, sostuvo.

La UE y Bolivia acordaron también retomar el diálogo bilateral para un acuerdo comercial, como el suscrito por Bruselas con Colombia y Perú, luego de que el mismo se estancara en 2008 al manifestar La Paz su rechazo a un acuerdo con matices de libre comercio.

Perú y Colombia buscaban una mayor velocidad para concretar cuanto antes el acuerdo, culminaron sus negociaciones en 2010 y sus acuerdos entraron en vigor en agosto de este año.