Video del FBI sobre Ormachea implica autoridades

0
45

Un sillón giratorio negro se adelanta en perspectiva a un sofá acuñado en ‘ele’ en la esquina de un cuarto sin ventanas. Dos risotadas sardónicas retumban antes de que Mario Fabricio Ormachea Aliaga (42), exjefe nacional anticorrupción de la Policía boliviana, irrumpa por la izquierda del encuadre, de camisa naranja a cuadros, pantalón de mezclilla oscuro y un vistoso reloj.

Aparece al lado del expresidente de la quebrada aerolínea AeroSur, Humberto Roca (55).

Así arranca el primero de dos videos que el FBI (Oficina Federal de Investigaciones, por sus siglas en inglés) grabó en la sala de juegos de la casa de Roca en Miami Lakes (Florida, EEUU), el 30 y 31 de agosto de 2013. Un insólito diálogo de casi 63 minutos se registró cuando Ormachea, que se ofreció para ‘ayudar’ al empresario en sus juicios en Bolivia a cambio de $us 30.000, terminó implicando al presidente Evo Morales, al vicepresidente Álvaro García Linera, al ministro Juan Ramón Quintana, al ministro Rubén Saavedra y al viceministro Jorge Pérez en casos como terrorismo I y II, el de Papelbol y el de las Barcazas; además de los dos juicios que le siguen a Roca.

Para el Gobierno, las de Ormachea son declaraciones que no merecen crédito porque las dio alguien que fue soprendido cometiendo un delito en Estados Unidos (EEUU) y que está preso en ese país. Así lo sostuvo la ministra Amanda Dávila en la semana, antes de conocerse los videos en la corte de Miami.

‘Government exhibit’ dice el sello amarillo que lleva el DVD y  las transcripciones textuales de lo que Ormachea dijo, archivo del caso 13-20690-CR-RSR desclasificado por EEUU. Cierto o falso.

Palabra de ‘extorsionador’

Ormachea tenía fama de sabueso implacable, se lo ve en varias fotos de operativos antidroga cerca del entonces ministro de Gobierno, Alfredo Rada. Pero en el registro de Miami Lakes, como en confesionario de parroquia, él narra a su preguntón comensal que el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, llamó a jueces “al Ministerio de Gobierno para que saquen una sentencia, sí o sí” en contra de Roca, “igual que para el caso terrorismo I”. Dos jueces ciudadanos renunciaron el viernes.

“Esas versiones son absolutamente falsas y se deben considerar como palabras de una persona procesada por corrupción y extorsión. Lo tomamos como de quien viene. Son palabras de una persona que según información pública fue parte de la red de extorsión que se desmanteló y procesó desde el Ministerio de Gobierno”, respondió Pérez, vía correo electrónico.

Sin saberse grabado, el exjefe anticorrupción de la Policía explicó que hay un nivel ejecutivo que toma decisiones y uno operativo, en el que actúa él. Dijo también que se interviene en causas de la justicia, que el presidente Morales toma las decisiones, pero que muchas veces no sabe cómo se procede y que él vicepresidente es el “pensante”, quien le encargó intervenir en los casos de terrorismo I y II y en los juicios contra Roca.

Por alusión al presidente Morales y al vicepresidente, se volvió a buscar a la ministra de Comunicación, Amanda Dávila. Ella dijo que no conoce el video, pero insistió en que no se puede creer las mentiras irresponsables de alguien que fue sorprendido extorsionando y que fue expulsado con ignominia de la Policía. “Quiere salvar algo que es insalvable”, sostuvo. Sobre este escándalo, el presidente del Senado (MAS), Eugenio Rojas, dijo que lo que diga un reo rematado no puede afectarle al Gobierno, menos sin pruebas. “Si hay denuncias, que las presenten a la Fiscalía”, exigió.

En el segundo video, se oye decir al hombre “con 21 años de experiencia en Inteligencia y 15 en Derecho” que el Gobierno ofrece empleos de buen salario y becas a China a los hijos de los jueces. Reprís del general René Sanabria cerrando tratos por droga frente a cámaras, Ormachea dijo en grabación a Roca que él puede ‘desviar’ sus juicios por enriquecimiento ilícito y quiebra fraudulenta hacia el interventor de AeroSur, Sergio Sanzetenea. Sugiere responsabilidad del ministro de Defensa en el caso Barcazas e implica a Quintana con el narcotráfico. Pese a la insistencia, hasta ayer no fue posible ubicar al ministro. Su colaboradora dijo que viajó y que llegó tarde. Hoy Ormachea ya no habla más, no lo hizo en el juicio y así espera condena, callado.

EtiquetasOrmacheaVideo