Villegas y Farfán en reconstrucción de Chaparina

0
2

La Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (Cidob) pidió este miércoles la presencia de varios exfuncionarios del Ministerio de Gobierno y efectivos de la Policía Boliviana, para la reconstrucción de la represión policial a la VIII Marcha en defensa del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS), en Chaparina, Beni.

El presidente de la organización nacional indígena, Adolfo Chávez, señaló a Radio Santa Cruz de Erbol que todos los exfuncionarios y policías que comandaron la represión brutal a los indígenas, el 25 de septiembre de 2011, deben estar en la actividad judicial.

“Tendrían que estar el exviceministro de Régimen Interior, (Marcos) Farfán, los exfuncionarios del Ministerio de Gobierno, Boris Villegas, y Denis Rodas, todo el conjunto de (exfuncionarios y policías) que recibían ordenes y participaron (en la represión)”, afirmó.

La Cidob también pidió la presencia de la Defensoría del Pueblo, la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, activistas y otras organizaciones civiles que velan por los derechos de los pueblos indígenas.

Chávez explicó que el 18 de agosto “tendrían que hacer una concentración en Trinidad” y realizar una marcha simbólica, en tanto que el 20 de agosto estar en la localidad beniana de Chaparina para la reconstrucción de la represión policial.

“Estamos hablando la concentración de casi 2.000 personas, pero partimos de la columna casi unas 200 a 300 personas y esa columna se va a mantener para hacer la marcha simbólica el 20 de agosto”, sostuvo.

Hace tres años grupos de policías reprimieron a la columna de marchistas que se oponía a la intención del Gobierno de construir la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos, en medio del TIPNIS (Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure).

Para el operativo -según la denuncia de activistas y dirigentes indígenas-el Ministerio de Gobierno contrato buses y cintas maskin.

No pocos marchistas sufrieron el rigor de los gases lacrimógenos y abusos cometidos por uniformados. El exministro Sacha Llorenti dijo que hubo ruptura en la cadena de mando y que se eximía de responsabilidades.