Brioche con helado

0
75

 

No estoy muy segura si es algo que mi amigo Voikan, ingeniero civil que construyó varios caminos por las selvas amazónicas de Centroamérica, Plantas Hidroeléctricas en el Sur de Bolivia y otras tantas construcciones en el Medio Oriente, me dijo: “eres algo, elegantemente despistada. Algo digo…”. Me dijo hace unos años, o es que de verdad mi cabeza y todo mi ser se niegan a seguir un orden establecido. Pues, fui al cine, uno de esos modernos que ahora hacen de reproductores de toda la bestia cinematográfica; enorme cajero que vomita plata a nuestros pies. Mejor dicho: a nuestros canales de recepción. Naturalmente, hechos para percibir las finas cuerdas y sombras y cristales de un mundo perfecto. Ahora todo viene de las cajas negras. Menos de algunas que nunca se encuentran. Por ejemplo la de avión de Malasia que nunca apareció.

Lo que quiero contar es algo de la película que quería ver en el cine. Sicario 2 con Benicio Del Toro. Me preparé con todo. Botas vaqueras, por supuesto. Error. Me confundí de horario y terminé en la sala de proyección comenzado Mama Mía 2. Hubo un malentendido con el muchacho que vendía pipocas. El enviaba mensajes por su teléfono celular mientras me atendía. Yo terminé con una enorme porción de pipocas. No sé dónde termino él.

Meryl Strip, Brittany Murphy y Sheer. Que gran elenco. Música de mi temprana juventud (¡poner atención en la palabra temprana!). ABBA. Andy García, señor Cienfuegos, romántico y enigmático. Casi filósofo. Sheer. Bisabuela y mujer enamorada. Islas Griegas y sus historias de amor. Y otras.

Entre Albania y Kosovo ya no habrá frontera. Países que no están en la Unión Europea (UE). Una de ellas es ilegal. El mundo gira de misma manera. Antiguos griegos; dioses y sus dramas. Ex República Federativa Socialista de Yugoslava. Macedonia es ahora Macedonia del Norte. Nuevo nombre. Gran Albania, sueño de muchos. Hitler entre otros. Croacia celebra sus victorias de guerra.

Prefiero mover mis pies elegantemente envueltos con el cuero italiano finamente bordado en forma vaquera. Hechos en algún remoto lugar de Sicilia. Cerca del pueblo donde se filmaron las escenas del Padrino 3. Al Pachino. Familia Corleone. Papá y sus amigos. Entre las bodegas de vino de esta isla cuyas playas reciben las aguas de tres mares; mozzarella y brioche con helado. Panecillos dulces y cremosos manjar de pistaccio. Mis botas.

Por esa parte les podemos pasar por alto algunos pequeños errores. A los gringos me refiero. Por Mark Twen, historias de viejo oeste Bob Dylan, (muro de lágrimas de Jerusalén) y David Cricket. Y Jack Keruak. El resto, me refiero a estas últimas décadas, no se puede olvidar.

“…Cada hora, cada minuto, parecían eternos. Tenía tanto miedo, Fernando…” reza la canción de ABBA. Sheer.