Lectura obligatoria

0
45

Papers se usa en periodismo para señalar documentos. Experto, el director del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Gerard Ryle, organización que comprende a un centenar de medios regados por el mundo, tuvo la habilidad de nombrarlos decorosamente papers a un filtreo de información nada decoroso, que ha puesto en la mira del escarnio a quienes aparecen registrados en otro consorcio indecoroso: el estudio de abogados Mossack Fonseca con asiento en Panamá. El tema es un entramado de interés apuntados por una selecta gama  de multimillonarios entre los que se encuentra un especulador financiero de la altura de Soros. El excéntrico especulador internacional -a pesar de su avanzada edad- sigue promoviendo descomposiciones donde interviene. Acaba de donar mucho dinero para los inmigrantes sirios, persas y de otras latitudes que llegan a Europa para generar desordenes; entre los más audaces los conectados al terror que ejerce el Estado Islámico. En esta edición le presentamos al lector acucioso por profundizar la información de este y de otros temas, un extenso reportaje que lo dividimos en tres partes para no cansar la lectura y hacerlo ameno. Se trata del lado oscuro de los Panamá Papers que desde este otro ángulo tiene la sesuda coherencia de quienes comprenden la hegemonía planetaria. Lectura obligatoria para entender en el mundo que vivimos.

 

La obsesión del poder

Por segunda desde su regreso ¿triunfal? al centro del escenario comunicacional, la ex presidenta Cristina Fernández mostró una tapa de la revista política Noticias para ilustrar su tesis de que ella perdió poder e impunidad legal a causa de un “alzamiento mediático-judicial” que recorre toda la región con un “modus operandi” uniforme. A esa victimización institucional le suma una nota más intimista, que le aporta dramatismo a su performance: nos acusa de “misoginia” y de ser un medio escrito por hombres. La novedad de este ataque es que, durante la década que el kirchnerismo añora como “ganada”, no era la presidenta en persona la que golpeaba a Noticias, sino que lo hacía a través de miles de funcionarios de todo el país, de “periodistas militantes”, de jueces afines y servicios de inteligencia, y de todo el aparato propagandístico K que tantos millones nos costó a los argentinos. Ahora, mientras se adapta al despoder, es la propia Cristina Fernández la que se ocupa de estigmatizar el periodismo de Noticias. Por mano propia.

 

The Boston Globe ataca a Trump

El magnate millonario es el favorito hasta ahora para quedarse con la nominación republicana. Sin embargo, las últimas semanas no fueron las mejores para Donald Trump, que debió hacer frente a una dura polémica tras sus declaraciones sobre el aborto.

La seguidilla de malas noticias pareció encontrar su punto máximo cuando The Boston Globe, el principal diario de Massachusetts, se burló de la llegada al poder del magnate en una portada satírica en la que avanza disturbios, la caída de los mercados y el comienzo de las deportaciones, de alcanzar la presidencia.

Los tres títulos que pueden leerse en la tapa falsa son: “Comienza la deportación”, “Soldados se niegan a matar a las familias de los terroristas de Estado Islámico” y “Los mercados se hunden mientras crece la guerra del comercio”.

El periódico se suma así a una preocupación que ya sacaron a la luz varios medios estadounidenses y del mundo entero, que ven la posible llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.