Asambleísta pide conocer paradero de 25 mil chinos

0
30
Foto: José Rocha / Los Tiempos

La senadora de Unidad Demócrata (UD), Jeanine Añez, denunció que entre 2015 y 2017 ingresaron al país 28.800 ciudadanos de la República Popular China, de los que retornaron al lugar de origen 3.490, por lo que se desconoce el paradero de algo más de 25.000 personas asiáticas, y si es que se quedaron en Bolivia cuál es su estatus.

En conferencia de prensa, la asambleísta de oposición reveló que elevó cuatro peticiones de informe escrito ante los ministerios de Trabajo, de Relaciones Exteriores, de Obras Públicas y de Gobierno, con el objetivo de conocer los visados de trabajo, de contratos, compras y otros servicios y la legalidad de ingreso a territorio nacional.

Explicó que la única instancia que facilitó una repuesta a la petición de informe fue el despacho de Gobierno por intermedio de la Dirección de Migración.

“Sólo he tenido la respuesta del Ministerio de Gobierno, que a través de Migración no es envía esta información que nos llama la atención. Entre 2015 y 2017, han ingresado al país 28.800 ciudadanos de origen chino, de estos 1.203 por trabajo, estudios 1, negocios 259, otros 3.687, retorno 3.490, 20.0987 por turismo y visita a amigos o familia 62. Sólo han retornado 3.490 y 1.203 que estarían trabajando, qué se ha hecho el resto que son 25.000 más o menos, ¿dónde están?”, cuestionó.

Agregó, que, según el informe entregado por Gobierno, durante el periodo requerido, se conoce que 114 personas de la República Popular de China realizaron su trámite de permanencia por objeto determinado -trabajo transitorio-, lo que refleja que hay una situación anómala, toda vez que se dice que por trabajo llegaron al país 1.203.

“Necesitamos saber, hay muchas denuncias sobre la situación laboral en la que están los ciudadanos chinos, las empresas que no cumplen con todas las formalidades legales con el Ministerio de Trabajo relacionados a los trabajadores, a los funcionarios nacionales, a los empleados que están en los diferentes campamentos. La información que nos llegan es que los explotan, los estafan, nos les cancelan sus salarios (…)  están totalmente desprotegidos en el país, y el Ministro de Trabajo no nos ha respondido”, dijo.

Tenemos -reiteró- más de 25.000 ciudadanos que no sabríamos dónde están, qué hacen en nuestro país, por eso como complementación hemos enviado otra petición de informe al Ministro de Gobierno para que nos aclare esta situación.