Campaña electoral termina con lágrimas y amenazas

0
23

Las últimas horas de la campaña electoral para las elecciones del 29 de marzo estuvieron marcadas por los cierres de campaña, acusaciones, denuncias, spots de campaña negativa, lágrimas y amenazas.

En La Paz, Luis Revilla fue el blanco de spots sobre que cuestionan su patrimonio y carrera política; Evo Morales estuvo en El Alto para recordar que no trabajaría proyectos del programa Bolivia Cambia, Evo Cumple con la “derecha”; mientras que en el oriente Ernesto Suárez fue esperanzado y después desilusionado por la justicia.

De acuerdo al calendario electoral, la campaña electoral en actos públicos y medios de comunicación terminó este miércoles. Durante la jornada, abundaron los cierres de campaña en todo el país. El MAS lo hizo en El Alto y La Paz, mientras que SOL.BO y Demócratas también realizaron sus eventos, en la sede de gobierno y Santa Cruz respectivamente.         .

En horas de la mañana, en el acto del MAS en El Alto, Édgar Patana soltó algunas lágrimas al recordar su pasado y su familia. Indicó que tal vez no pudo aprender a montar la bicicleta porque tenía que trabajar.

El candidato denunció que “una vez” Samuel Doria Medina le ofreció comprar su conciencia, pero él se negó.

“Me reuní con el señor Doria Medina y un compañero más. Ha querido comprar mi conciencia. ¡Carajo! No me dejé comprar con ese vil sanguinario”, relató. Pidió a los alteños asumir la misma actitud y “no venderse por un centavo, una migaja”.

A su turno, Evo Morales repitió lo mismo que dijo el 28 de febrero pasado, es decir, la amenaza de que no trabajará con un alcalde de la “derecha”.

Aseveró que Doria Medina dijo en 2013 que “los alteños están pidiendo Villarroel, Villarroel”, en referencia al presidente que murió colgado en la plaza Murillo. Agregó que el mismo político sacó un libro criticando al programa “Bolivia Cambia, Evo Cumple”.

“Con qué cara me pueden pedir ‘Bolivia Cambia, Evo Cumple’. Si gana la derecha tampoco ayudaría”, manifestó el Presidente, aunque aclaró que no se trata de un chantaje.

Luego, en el cierre de campaña realizado en la sede de Gobierno, Evo confesó que en su partido “tal vez en algunos municipios se ha equivocado en elegir candidatos. No es el mejor candidato”.

Sin embargo, el Presidente pidió a sus seguidores apoyar el proceso por encima de esos candidatos.

Morales, en ambos actos, se refirió al candidato a la gobernación Félix Patzi. Indicó que no puede creer cómo el exmilitante del MAS se había aliado a SOL.BO de Luis Revilla, quien es su momento contó con el apoyo de Rubén Costas.

Patzi respondió que se fue del MAS porque en 2010 fue “botado” por Evo. Ese año él debió ser candidato a la Gobernación por el MAS, pero su postulación fue desestimada porque fue sorprendido conduciendo en estado de ebriedad.

Spots contra Revilla

El protagonista de estos spots es el postulante a concejal por el Frente Para la Victoria (FPV), Alejandro Zapata, quien, bajo el pretexto de que su candidata a alcaldesa renunció por influencia de Revilla, cuestionó los gastos de SOL.BO en la campaña y el valor de la casa del exalcalde.

Zapata después informó que había financiado la difusión de los spots con los aportes de pasantes y expasantes de la festividad del Gran Poder y Sica Sica.

Acusaciones y proceso

Durante la última jornada de campaña, las diputadas del MAS Betty Yañiquez y Sonia Brito, además de la dirigente de las “Bartolinas”, María Patiño, brindaron una conferencia de prensa para acusar de mentiroso al legislador Rafael Quispe, quien denunció que Felipa Huanca tiene un patrimonio de cerca a un millón de bolivianos.

Denunciaron que Quispe discriminó a la postulante por su condición de mujer e indígena. Aseveraron que la casa de Felipa no es la que el diputado señaló en una foto, sino la de al lado. Patiño amenazó con procesar al asambleísta.

Mientras tanto, Felipa convocó a la militancia a dar un “sopapo” a la “derecha” con la votación del domingo.

El caso UD

La alianza Unidad Demócrata (UD) de Beni pasó la última jornada de campaña con la mirada puesta en el único juzgado de Santa Ana de Yacuma.

En la mañana se informó que dicho juzgado había admitido un amparo constitucional presentado por dos candidatos de UD contra la cancelación de personalidad jurídica de la alianza.

Al final de la tarde, se conoció que el juez se echó atrás en su decisión y se declaró incompetente para conocer la demanda.

Durante la jornada, Ernesto Suárez declaró que las candidaturas de UD seguían en pie. Ahora, ya no tendrá tiempo para hacer propaganda por su candidato, Carlos Dellien, quien fue habilitado como candidato por la agrupación NACER.

UD no podrá explicar a la población que la papeleta en Beni tiene la foto de Ernesto Suárez, pero no debe marcar en esa casilla, sino que debe marcar la franja de NACER cuyo candidato es Dellien, pero que tiene la foto y nombre de otra persona.

El vicepresidente Álvaro García Linera celebró que “la derecha se ha quedado sin candidatos”. Afirmó que la cancelación de la personería de UD es el resultado de una pugna interna. “Se han serruchado entre ellos”. La alianza se quedó fuera de las elecciones porque el jefe de campaña Carmelo Lens presentó resultados de encuestas. Para García Linera, Lens estuvo consciente de que estaba transgrediendo la norma.