Caso Illanes: Romero asegura que no se rompió la “cadena de mando”

0
17
Creditos Foto: Erbol

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, aseguró este miércoles que no se rompió la cadena de mando durante el operativo policial que se realizó el pasado 25 de agosto en Panduro, mientras el viceministro Rodolfo Illanes estaba secuestrado por mineros cooperativistas, antes de ser asesinado.

La pasada semana el excomandante de la Policía de La Paz, José Luis Araníbar, fue sindicado por la Fiscalía por supuestamente incumplir con el repliegue policial, tal como Illanes lo había solicitado para evitar que los mineros atenten contra su vida.

Con la investigación apuntando a la Policía, opositores advirtieron que de nuevo el Gobierno usaría el argumento de que se rompió la cadena de mando -como el caso Chaparina- para evadir responsabilidades de altas autoridades.

Sin embargo, Romero aseguró que para el caso Illanes “nunca ha habido ruptura de cadena de mando”.

“El Ministro de Gobierno ha tomado conocimiento del secuestro, el Comandante de la Policía ha tomado conocimiento del secuestro, y ha habido una comunicación permanente entre el Comandante General de la Policía (Rino Salazar) y el Ministro de Gobierno”, agregó.

Romero sostuvo que la comunicación, reportes y toma de decisiones fueron permanentes, mientras se desarrollaba el secuestro. Anunció que para comprobar sus dichos presentará su extracto de llamadas telefónicas a la Fiscalía.

El repliegue

El Ministro reiteró que no hubo incumplimiento de deberes de la Policía en el operativo del 25 de agosto en Panduro.

Relató que, al tomarse conocimiento del secuestro, las fuerzas del orden adoptaron una posición estática y luego se ordenó el repliegue.   

Explicó que el retiro de la Policía no era tan fácil como “subir a un bus y volverse”, sino se debían tomar recuadros para evitar que otra vez los mineros capturen a efectivos y los torturen.

Aseveró que cuando ya había orden de repliegue los mineros atacaron a la Policía.

La tarde de ese 25 de agosto la Policía y los mineros se enfrentaron y que provocó la muerte del cooperativista Rubén Arapaya. Según la Fiscalía, los secuestradores mataron a Illanes tras enterarse del fallecimiento de su compañero.