Cochabamba en paro y tres departamentos protestan

0
1

Nada frena las protestas contra la ley de escaños.  Cochabamba paralizará hoy sus actividades por 24 horas para reclamar al Instituto Nacional de Estadísticas (INE) por la ‘desaparición’ de 180.000 personas entre enero y julio, mientras que los benianos, potosinos y chuquisaqueños, de manera simultánea, el martes saldrán a las calles para protestar por la pérdida de una representación ante la Cámara de Diputados en cada una de esas regiones.

El líder del Comité Cívico de Cochabamba, Gunter Paz, dijo que el paro de actividades es en rechazo a los resultados censales, por lo que exigen que autoridades del INE esclarezcan qué pasó con los 180.000 habitantes que restaron a esa región entre los datos preliminares que dio en enero el presidente Evo Morales y los finales que reportó la ministra de Planificación, Viviana Caro.

El paro de hoy será movilizado y con bloqueos esporádicos en las principales vías de acceso a la capital cochabambina para exigir que el Gobierno central apruebe una compensación económica para ‘enmendar el error’ que se cometió con esa región.

Por su lado, el cívico beniano, David Coca; el de Potosí, Jhonny Llally, y el alcalde sucrense, Moisés Torres, por separado, convocaron para mañana una marcha para rechazar la ley de escaños que quita un diputado a cada una de esas regiones.

Según Coca, después de la marcha que será simultánea, desde las 15:00, cada dirigencia se reunirá con su directorio para definir qué otras medidas de protestas se ejecutarán y si es conveniente levantar la huelga de hambre por los escaños.

Llaman al diálogo

Frente al anuncio del paro en Cochabamba, la presidenta de la Cámara Baja, Betty Tejada, pidió ayer a toda la institucionalidad cochabambina dejar las medidas de protesta y apostar al diálogo como lo hicieron los cívicos de Santa Cruz, que dejaron sin efecto las presiones para instalar mesas de diálogo con el Gobierno.

El llamado de Tejada a los cívicos de Cochabamba se dio en el marco de la entrevista que dio a medios estatales, en la que afirmó que el Tribunal Supremo Electoral utilizó la misma fórmula que se usó en el pasado para la asignación de escaños, con los nuevos datos del censo 2012, y acusó a la oposición de esgrimir un único argumento en los debates: el No.

A su vez, el senador masista por Cochabamba, Adolfo Mendoza, condenó la medida de presión e indicó que “no tendrá ningún sentido ni representatividad”, pues tanto el censo y la distribución de escaños tienen leyes que las respaldan.