“Control remoto” denuncia papel “paraestatal” de algunos medios

0
41

La Paz, 10 abr (EFE).- El periodista boliviano Raúl Peñaranda presenta hoy en La Paz el libro “Control remoto”, en el que acusa al Gobierno de Evo Morales de forjar una red de medios de prensa “paraestatales” manejada desde la Vicepresidencia.

La publicación del texto ha desencadenado una ofensiva del Gobierno, que acusa a Peñaranda de ocultar una doble nacionalidad, boliviana y chilena, para actuar en favor de sectores políticos de Chile contrarios a la demanda marítima de Bolivia, algo que el periodista negó.

El libro “Control remoto” trata de “cómo el Gobierno ha creado una red de medios” que funcionan como estatales pese a ser privados, dijo Peñaranda en declaraciones a Efe.

En concreto, el autor apunta a los canales televisivos ATB, PAT, Full Tv y Abya Yala y al periódico La Razón, el diario más importante de Bolivia, que antes pertenecía al grupo español Prisa y ahora es del empresario venezolano Carlos Gill.

Estos medios han negado públicamente tales acusaciones.

Según Peñaranda, la venta de estos medios a personas afines al Gobierno fue “forzada” en algunos casos.

Agregó que el control lo ejerce el vicepresidente Álvaro García Linera “a través de algunos periodistas” que trabajan en esos medios.

Peñaranda basó su investigación en testimonios de personal de la Vicepresidencia, ministerios y de los mismos medios, algunos “off the record” y otros de personas que sí autorizaron la publicación de sus nombres.

Además, midió la cantidad de publicidad gubernamental que reciben, que, según dice, es “insólita” y “mucho mayor” que la de otros medios.

El autor aseguró haber enviado cuestionarios a García Linera, a la ministra de Comunicación, Amanda Dávila, y a los periodistas supuestamente involucrados en esta red.

Según Peñaranda, solo Dávila le respondió para asegurar que no tenía la información requerida.

Tras el anuncio en marzo de que el libro sería publicado este mes, la directora de La Razón, Claudia Benavente, negó que ese medio tenga afinidad con el Gobierno y aseguró que Peñaranda no pidió información alguna.

A su vez, García Linera señaló que tiene “cosas más importantes qué hacer en la vida” que controlar medios y sostuvo que solamente es “dueño de libros”.

El Gobierno de Morales ya polemizó varias veces con Peñaranda cuando fue director del diario paceño Página Siete entre 2010 y 2013, al acusarle de seguir una supuesta línea editorial pro chilena.

La nueva polémica se desató esta semana tras la publicación de un artículo en una revista dirigida por un analista político próximo al Gobierno, en la que se le acusa de supuestamente haber “ocultado” que tiene doble nacionalidad y de publicar su libro “para desprestigiar moralmente” al Ejecutivo boliviano.

Aquella publicación, replicada en el diario estatal Cambio, va acompañada por la fotografía de un pasaporte chileno del periodista.

Tras la difusión de esa nota, la ministra Dávila afirmó en una rueda de prensa el martes que Peñaranda es la “cabeza de playa” de intereses chilenos en Bolivia y que “se ha desenmascarado en su verdadera nacionalidad”.

Peñaranda dijo a Efe que “no es ningún secreto” ni algo que le “avergüence” el haber nacido en Santiago, pero aclaró que no tiene doble nacionalidad.

“Al haber nacido de un ciudadano boliviano en el exterior y al haber sido inscrito en el consulado boliviano en Chile cuando tenía días de nacido, eso se llama, según la Constitución, boliviano de origen”, señaló Peñaranda, que consideró estos ataques como un “acto de xenofobia”.