Denuncias de corrupción golpean y dejan en el limbo a dos alcaldías

0
32
Creditos Foto: Daniel James/ Los Tiempos

Las denuncias de corrupción contra los alcaldes de Cochabamba,  José María Leyes, y de Oruro, Edgar  Bazán, golpearon y dejaron en el limbo  la administración de los dos municipios, aseguraron concejales. Para hoy se tiene previsto  elegir nuevas autoridades  en diferentes sesiones.

Leyes guarda detención preventiva en la cárcel de San Antonio por el caso Mochilas II (por el Mochilas I fue beneficiado con una acción de libertad). El burgomaestre  se dio modos para trabajar desde el penal, ya que delegó tareas a su secretario general, Óscar Mercado.

“Es totalmente humillante para Cochabamba está situación, es inviable”, dijo la concejala Rocío Molina a Página Siete, quien destapó el caso Mochilas I.

La autoridad dijo  que la Ley 482 de Gobiernos Autónomos Municipales establece que una autoridad edil, alcalde o concejal, no puede gobernar desde la cárcel.   “En el marco de la Constitución (Política del Estado)  se establece que en ausencia de una autoridad, se debe elegir a un suplente”, sostuvo.

En el primer caso se acusa a Leyes de la compra de 93.000 mochilas chinas con sobreprecio; en el segundo, se observa la adquisición de 91.000 mochilas con la misma presunta irregularidad.

En mayo de 2018, mientras Leyes era aún investigado, Karen Suárez fue elegida como alcaldesa interina. Pero ahora  el cargo nuevamente quedó acéfalo.

“Es una crisis de la cual se puede salir si es que hay señales de certidumbre y estabilidad en el Concejo, que la silla edil no sea un pasanaku. Cochabamba necesita señales de transparencia y de lucha anticorrupción. Leyes vulnera las normas otorgando suprapoderes a un secretario, cuando la ley no se lo permite”, sostuvo Molina.

El concejal del MAS Sergio Rodríguez  identificó dos elementos que debilitan  a la Alcaldía cochabambina desde las denuncias de corrupción: que Leyes gobierne desde la cárcel y que delegue funciones a quien no le corresponde.

“El alcalde (Leyes)  está entorpeciendo su situación porque está cometiendo nuevos delitos al gobernar tras las rejas. No puede delegar sus 29 funciones a un secretario”, dijo Rodríguez.

Ayer se realizó una sesión de Concejo para debatir la situación de la Alcaldía, pero después de un largo debate de tres horas se decidió que hoy, a las 18:00, se  definirá la elección de  un alcalde interino.

La situación de Oruro

Bazán renunció el lunes a su cargo  como alcalde de Oruro. En su carta de dimisión denunció que su  suplente, Hilaria Cejas, y  un grupo de concejales impedían que retorne a su puesto, pese a que en septiembre se  terminó el alejamiento temporal determinado por la justicia después que fue acusado de corrupción.

“Una vez que designó a la señora Cejas como suplente, hubo varios intentos de desestabilizar a la Alcaldía. En una oportunidad intentaron, con un informe, que Bazán retornara, pero eso no correspondía”, explicó a Página Siete  el presidente del Concejo, Henry Rojas.

El exalcalde fue enviado a la cárcel en mayo de este año acusado  por  la adquisición irregular de más de 40.000 mochilas chinas, cuando las mismas debían ser compradas de la industria nacional. “La detención de Bazán ha afectado. Se ha tratado de darle continuidad al trabajo con Cejas. Ahora nos preocupa esta renuncia porque generará  incertidumbre en el cambio de autoridades”, dijo.

El Concejo orureño  se reunirá esta semana para elegir a  un nuevo alcalde. Según Rojas, hay una posibilidad que Cejas asuma el cargo.

Los procesos contra los alcaldes

  • Cochabamba El caso Mochilas I  se comenzó a investigar  por la  denuncia de la concejala Rocío Molina, del MAS. La pesquisa del Mochilas II se  inició por la  denuncia del viceministro de Transparencia, Diego Jiménez. Según Molina, sobre Leyes   pesan otros nueve casos de corrupción que también serán investigados. Entre ellos  mencionó la compra de vehículos para la Policía y ropa deportiva para estudiantes.
  • Oruro La adquisición de las mochilas chinas produjo, según las investigaciones, un daño económico de dos millones de bolivianos. La exautoridad  fue imputada por los delitos de incumplimiento de deberes y contratos lesivos al Estado, según la Fiscalía.
  • Otro caso El alcalde de Uyuni, Patricio Vito Mendoza, fue aprehendido ayer luego de  ser denunciado por la presunta venta de terrenos públicos del municipio a particulares. El lunes el viceministro de Transparencia, Diego Jiménez, presentará la denuncia.