El MAS busca evitar la disidencia con duras sanciones

0
1

Dirigentes del Movimiento Al Socialismo (MAS) buscan endurecer las sanciones en su reglamento disciplinario para evitar la disidencia en sus filas, como ocurrió en las elecciones subnacionales.

La máxima dirigente de la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas  “Bartolina Sisa”, Juanita Ancieta, anunció: “Estamos fortaleciendo los tribunales disciplinarios para que no existan disidentes que después estén criticando al instrumento político, al hermano presidente Evo Morales”, en declaraciones a Bolivia TV.
En el congreso departamental del MAS en Cochabamba, que se realizó el 16 de mayo,   se conformó un Tribunal Disciplinario Departamental para procesar a los militantes  de ese partido que “trabajen con la derecha”.
El nuevo presidente del MAS en Cochabamba, Leonardo Loza, informó que entre las sanciones para los disidentes se prevé  la expulsión definitiva del partido azul. “Está el caso de Damián Condori (excandidato a la Gobernación por el frente Chuquisaca Somos Todos), que se presentó con una sigla contraria al MAS”, ejemplificó el dirigente.
Una reunión de líderes de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB) decidió aplicar la “muerte civil” a  Condori por hacerle frente al MAS en las elecciones subnacionales.
“Las bases lo van a castigar porque eso no se perdona. Aplicarán la justicia comunitaria, que es la muerte civil. No lo recibirán bien, no le darán importancia, lo verán con indiferencia, lo van a rezagar y no podrá ser autoridad”, sentenció en abril el dirigente  de los campesinos, Rodolfo Machaca, según El Deber.
Aunque el MAS elabora su reglamento disciplinario, se dictaron sanciones contra cocaleros del trópico de Cochabamba -el reducto político del presidente Evo Morales- por presentarse como candidatos con las siglas de otros partidos y se quedarán sin sus catos de coca.
Loza explicó que decidieron expulsar y quitar  el cato de coca a 10 productores  porque “traicionaron el proceso de cambio” al postular por  la agrupación Unidos Por Cochabamba,  que obtuvo dos concejales. 
Una de las razones para endurecer las sanciones, según Ancieta,  es que la derecha usa a los “dirigentes resentidos” del MAS para confundir a la población y así acaparar votos.
En la segunda vuelta que se realizó en Beni y  Tarija el  3 de mayo, los  disidentes firmaron acuerdos con la oposición, como Luis Alfaro, exdirigente campesino y exdiputado del MAS, quien selló una  alianza con el candidato a la Gobernación por Unidad Departamental Autonomista, Adrián Oliva. 

A 12 días de los comicios subnacionales, el viceministro de Régimen Interior, Jorge Pérez, en una reunión del MAS,  dijo que se  debía “fusilar” a los traidores.

“Ésos son traidores y a los traidores se los debe fusilar, pena que aquí no se les pueda fusilar, pero todo el peso nuestro de censura y de marginamiento de cinco años los vamos a hacer a estos compañeros”, sentenció.

Antecedentes

Candidatos  Para las elecciones  subnacionales de este año, exlegisladores y militantes del MAS   se apartaron del oficialismo y se presentaron como candidatos con otras siglas; fueron los casos de Rebeca Delgado, Eduardo Maldonado, Edwin Tupa, Luis Alfaro  y Ever Moya, quienes luego fueron inhabilitados. El Tribunal Supremo Electoral también aprobó una resolución que impide que los exlegisladores se habiliten como candidatos a alcaldes.  
Denuncias  Según declaraciones de los exmilitantes, decidieron apartarse del MAS debido a que los dirigentes cambiaron las listas de candidatos que fueron aprobadas por las bases. Hay una lista larga de figuras que se apartaron de ese partido como Félix Patzi, Adriana Gil, Román Loayza y otros.