Equipo jurídico nacional prepara el trabajo posjuicio en La Haya

0
31

El canciller Fernando Huanacuni confirmó ayer el equipo jurídico nacional ya prepara el trabajo y los argumentos que presentará para un escenario “pos-Haya”, al tomar en cuenta el fallo que emitirá la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el cual se confía que permita dialogar con Chile sobre la demanda marítima boliviana.

“Nosotros ya estamos preparando el trabajo, los argumentos para la pos-Haya, es decir, después de la sentencia, porque esto no acaba, con la sentencia no acaba, la sentencia dice que nosotros debemos exigir que Chile tiene la obligación de cumplir todo el compromiso que ha tenido durante todo este tiempo”, explicó el canciller.

A tres semanas del inicio del juicio oral en la Corte de La Haya, Holanda, los agentes bolivianos que se encargan de defender la demanda marítima nacional tienen lista la presentación de los alegatos.

En ese sentido, Huanacuni informó ayer que el presidente Evo Morales se reunirá durante esta jornada con el equipo nacional del Consejo Marítimo, para evaluar el trabajo que realizó hasta el momento sobre la demanda marítima instalada en la CIJ.

En la ronda de alegatos, la Corte Internacional le otorgará a Bolivia nueve horas -tres por cada día- para que presente sus descargos del caso.

El canciller precisó que la exposición de la representación boliviana se planteó el desafío de reflejar todos los argumentos jurídicos, históricos y diplomáticos durante las sesiones del 19, 20 y el 26 de marzo.

El mes pasado, el equipo jurídico nacional se reunió en la ciudad sede de la CIJ, donde se revisaron los fundamentos que se presentarán en unas semanas.

Este trabajo no terminó en las dos reuniones que se llevaron a cabo en enero, sino que Huanacuni detalló que entre el 6 y 7 del próximo mes, los delegados  del equipo jurídico nacional se reunirán con los integrantes del equipo internacional, en la ciudad de Madrid, España, para “afinar detalles” de la presentación de los alegatos.

En su encuentro de ayer con la prensa,  el canciller acotó que la demanda marítima nacional no es una demanda más, sino que es un “derecho histórico” de todos los bolivianos, por lo que convocó a la unidad para volver a tener acceso soberano al Pacífico.

En la reunión que el Presidente sostenga esta mañana con los integrantes del Consejo Marítimo, conformado por varias autoridades nacionales, se tiene previsto que no sólo se informe de la ronda de exposición de los fundamentos, sino que el encuentro también sirva para evaluar todo lo realizado hasta ahora sobre la contrademanda del Silala.

Sobre este tema, el viernes el vicepresidente Álvaro García Linera afirmó que el Gobierno de Chile debe reparar el daño causado al país, a partir del enclaustramiento marítimo.

“Lo que demanda Bolivia  no es un capricho, es algo correcto que tiene que repararse. Es una injusticia que (Chile) nos arrebató el mar. La justicia planetaria, mundial y regional obliga a que esta injusticia sea reparada con una salida al océano Pacífico”, dijo.

Como parte de las actividades que organiza el Gobierno para socializar la causa marítima nacional, se confecciona una bandera de al menos 60 kilómetros de extensión, con la que se pretende demostrar al mundo la representación del mar que vislumbra Bolivia en el futuro, a través de una salida soberana.

Bolivia instauró en 2013 una demanda contra Chile, ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, para que el país vecino cumpla los ofrecimientos firmados a lo largo de la historia, después de la Guerra del Pacífico, y acepte negociar en favor del país un acceso con soberanía al océano Pacífico, que le fue arrebatado tras la invasión de 1879.

El equipo jurídico nacional está formado por el ministro de Justicia, Héctor Arce; el canciller, Fernando Huanacuni; el procurador general del Estado, Pablo Menacho; el coagente Sacha Llorenti y el agente ante La Haya, Eduardo Rodríguez, además de juristas internacionales.

Evo pide a los historiadores “decir la verdad”

El presidente Evo Morales señaló ayer que la pérdida del litoral boliviano derivó de una invasión por parte de Chile y no de la Guerra del Pacífico, como registran los libros de Historia.

“Felizmente, a estas alturas, estamos convencidos, no solamente como bolivianos sino también autoridades internacionales, organismos, los movimientos sociales, que no era guerra, era una invasión”, declaró el Jefe de Estado.

Morales pidió a los historiadores “decir la verdad” en los libros, que tomen en cuenta que por muchos años, la burguesía chilena hizo creer que la pérdida del acceso soberano de Bolivia al mar fue debido a una guerra, cuando los hechos concretos demuestran que fue una invasión.

“Debemos decir la verdad en los nuevos textos, es mi pedido a los escritores. Una cosa es declaramos en guerra, ganar o perder, pero otra cosa es invasión”, dijo en plaza Murillo, al recibir al teniente Rodolfo Choque, quien emuló la travesía del chasqui Gregorio Collque, emisario que llevó a La Paz la noticia de la invasión de las tropas chilenas.

Para confirmar la posición del Presidente, el historiador militar Edwin De La Fuente, reveló ayer, en el mismo acto, que agentes chilenos obstaculizaron el paso del chasqui, para impedir que alerte de la agresión al puerto de Antofagasta, según ABI.