Gobierno comprará imprenta en 75 M. de Bs.

0
27

El 4 de diciembre, el Gobierno promulgó el decreto 1818, que dispone la compra de una imprenta marca Heidelberg y para ese cometido instruye al Ministerio de Economía un traspaso de hasta 75,3 millones de bolivianos y que estará a cargo del Ministerio de Comunicación.

“Es necesario facilitar al Gobierno central, así como a las entidades del sector público, el acceso a la producción impresa oportuna y de calidad, a precios económicos, de diversos documentos y publicaciones destinados a la difusión, educación e información de las políticas públicas del Estado Plurinacional”, señala el documento.

Consultado sobre este decreto, el viceministro de Comunicación, Sebastián Michel, confirmó que los Bs 75,3 millones se utilizarán en la compra de la maquinaria y que se requerirá de otro monto para la construcción de la infraestructura que necesita una imprenta de esa naturaleza.

“Es una impresora más moderna, tiene la facilidad de imprimir por ambos lados, además de otro equipamiento; no es exactamente una rotativa, es otro tipo de equipamiento que va a trabajar el periódico Cambio, los suplementos, algunos documentos y libros del ministerio, además de todo el material de papelería que manda el Ministerio”, dijo la autoridad.

Los precios

Sin embargo, expertos y técnicos en este tipo de maquinaria explicaron que una imprenta de última generación de la marca que requiere el Gobierno, Heidelberg, puede llegar a costar unos $us 2 millones, unos Bs 14 millones aproximadamente.

Roberto Melendres explicó que una imprenta de esa marca y de modelo Speedmaster XL de ocho cabezales puede costar $us 2 millones y que se debe comprar fuera del país porque un equipo de esa naturaleza no puede ser encontrado en el mercado comercial.

David Huayua, también técnico en trabajos gráficos, explicó que la Speedmaster tiene hasta ocho cuerpos y que puede imprimir en papel de 75×106 centímetros que es tamaño resma, pero al igual que su colega, dijo que el precio no debería pasar de $us 2 millones porque la maquinaria viene con los accesorios, como la guillotina.

El diputado Edwin Tupa (MAS), por su parte, justificó la compra del equipo por la cantidad de impresiones que manda a hacer el Gobierno, pero dijo que se pedirá informe para saber los detalles. Su colega opositor Andrés Ortega aseguró que una máquina de ese tipo quitaría trabajo a muchas empresas.

EtiquetasGobierno