La granja de animales 18

0
12

 

El público se ha habituado ya a oír boberías de algunos mandatarios latinoamericanos. Pero a Nicolás Maduro nadie podría igualarlo: es un mentecato al cuadrado. Veamos tres perlas de su rosario. Dijo que cómo el comandante Chávez está ahora al lado de Jesucristo seguro que le ha sugerido que el nuevo Papa sea latinoamericano; dijo también, que en una capilla un pajarito se puso a silbar sobre su cabeza y que él le contestó de la misma manera, es decir, silbando, y que ahí se dio cuenta que el pajarito de marras, era el espíritu de Chávez y, la tercera (la vencida) en el acto de su juramentación dijo que no era Nicolás Maduro sino el hijo del comandante Chávez, injuriando a su madre y dejando de cornudo a su padre. El canciller Jaua asintió solemnemente y dijo: si, me consta que es hijo del comandante.

* * *

El ministro del Interior al presentar a un delincuente brasileño como autor de un asesinato en las calles de Santa Cruz, (ya se ha establecido que no era), autorizó a la Policía a que use con los sicarios la “ley de fuga”. No hay tal ley y por cierto que no figura en nuestro ordenamiento jurídico. Es una metáfora siniestra por la que la Policía le hace creer al detenido que puede huir y le dispara por la espalda. Es un retorno a la “ley” de la selva y es increíble que Romero que funge de abogado haya formulado tan bárbara invitación. Si ella se cumpliera además, los culpables, es decir, los que han pagado al sicario permanecerían impunes para siempre.

* * *

Por aplicar la “ley de fuga”, (está vez sobre sujetos dormidos), se eliminó en el hotel “Las Américas”, a Rósza y sus dos compañeros, sin que atinaran a defenderse y por eso es que el juicio de “terrorismo”, ya tiene cuatro años, 38 presos desde entonces, y un intríngulis que no lo entiende nadie, con muchas pruebas montadas. Si se detenía a Rósza y a sus compañeros, como manda la ley, éstos habrían declarado quien los trajo a Bolivia y quién los sostuvo aquí.

* * *

Las fotos de los fiscales extorsionadores abrazados al fiscal de ese caso, Sosa, y los videos de éste declarando que lo del hotel fue un montaje, son una papa caliente para el Gobierno, que al no atinar que hacer resuelve por intermedio del fiscal general, darle una vacación de dos meses a Sosa, para que reasuma el cargo, pese a sus tremendas acusaciones que se han volcado contra el régimen.

* * *

La gente percibe que el asunto está manejado por delincuentes, pues el abogado de Sosa resulta que ha estado por un caso de extorsión, siete años preso y que después ha reincidido varias veces en sus forzadas visitas al Panóptico. Es además, egresado de una universidad trucha llamada “Contemporánea” que ya no existe. Pero hablando de abogados, ¿qué opinan de la jueza Lina Larrea, que dio libertad con arresto domiciliario al “Cumbayo”, que tiene en su haber 79 muertos por estrangulamiento? La mujer tiene tanta sangre fría y tanto cinismo como su protegido y, por supuesto, no habrá sanciones para ella.

* * *

La declaración en la Fiscalía de la ex ministra de Defensa, Chacón indicando que el Presidente de la República, los ministros Sacha Llorenti y Calos Romero seguían paso a paso y daban instrucciones para la represión de Chaparina, pone al descubierto algo que ya había dicho en su momento el ex viceministro Navarro (que ahora se ocupa de la agenda del 2025 como si hasta entonces pudiera prolongarse cómodamente el régimen). El afirmó al día siguiente que el Gobierno asumía la responsabilidad del hecho. Dados esos antecedentes, hubo sorpresa cuando se nombró a Llorenti Embajador ante las Naciones Unidas, quien no se llevó a su esposa a Nueva York, pues ella, la señora Alejandra Borda, funge de jefe de gabinete del primer Mandatario.

* * *

Cuando la enfermedad del sida avanza irrefrenablemente en nuestro país no se puede hacerse bromas con el uso de condones, pues esa es la única manera de contener el mal. Por eso el presidente Morales, no debía haberles dicho a sus bases chapareñas, que dejen de usar condones para que aumente la población. Primero habría que pensar en el 70% de pobres de la población boliviana y remediar su situación antes de instigar a que la gente siga trayendo hijos al mundo y peor si está de por medio,  la maldición del sida, como sucede en Africa, que azota sin piedad, a adultos y a niños.

* * *

Pero el colmo del llunkerío, ha sido el de un diputado que al oír ese despropósito, añadió otros tres de su cosecha: a) Una ley de prohibición de venta de preservativos, b) exonerar de responsabilidad (sic) a los padres que tienen varios hijos y c) imponer impuestos a las “damas” que no tienen hijos. Parece que el hombre quiso hacerse el delicado, hablando de “damas”, que se acabaron con el viejo régimen. Ahora hay simplemente mujeres, pero con dignidad, responsabilidades y derechos y es una soberana estupidez que se les pretenda imponer gavelas por el hecho de no tener hijos.