La granja de los animales 12

0
9

Algo de lo que carece absolutamente el actual régimen, es de la noción del tiempo. Tampoco tiene un equipo de alto nivel para lidiar con los conflictos. Por eso es que éstos paralizan nuestras ciudades, impiden un trabajo normal, dan al exterior, una pésima imagen y desalientan al turismo y las inversiones. ¿Cómo es posible, la chambonada del Decreto de las 8 horas para los médicos, cuándo hace 15 años el gobierno de turno, dio sus razones (que éste las desconoce), para hacer esa concesión a los galenos? El régimen no midió la cólera que iba a despertar y las escenas bochornosas durante 52 días de paralización de los servicios médicos, entre policías contra salubristas y estudiantes de medicina. Al cabo, volvimos a lo mismo y el único perdedor fue el país, con el agravante de que hay 8.000 operaciones quirúrgicas demoradas y graves pérdidas económicas en los hospitales. Aquí se combinaron la chambonería con la soberbia del gobierno, agravada por su odio a la clase media.

* * *

El asilo del senador Pinto en la Embajada del Brasil, se veía venir por las constantes amenazas a él y a su familia y los juicios disparatados de la ministra de Transparencia, muy molesta porque Pinto se refirió a negociados en que habrían incurrido el marido y el hermano de la susodicha. Todo se habría solucionado hace tiempo, si el presidente Morales, recibidos los documentos sobre narcotráfico que le envió Pinto, ordenaba una investigación que hasta ahora no se ha hecho y en tanto el Gral. Sanabria ha publicado una carta sobre el mismo tema alegando que Sacha Llorenti y Farfán, ex ministro y viceministro, tienen la lista de los narcotraficantes. Nadie se explica por qué el primer mandatario no procede de una vez a aclarar la situación, dando las órdenes correspondientes de investigación.

* * *

Quizás hay demasiadas personas en este juego, sobre todo en los mandos policiales que donde se toca sale pus, como si fuese un pozo de petróleo. El comandante Santiesteban, recientemente defenestrado, fue el principal operador en la eliminación de Rosza y sus dos amigos en el Hotel América, pero ahora lo acusan del ingreso de 54 cadetes chutos a la Academia de Policías, enredo en el que aparecen otra vez, un senador obeso y, otro en camino de serlo, que también fueron los principales interesados en aprobar una Ley, favoreciendo la legalización de 100.000 autos chutos, lo que debe haber dejado una jugosísima tajada. Pero volvamos al verde olivo, la acusación es que cada familia de cadete, pagó un promedio de US $5.000, no se sabe bien a quien, o si fue a una cadena de intermediarios. Lo horrible es que esos chicos sabían que al graduarse debían devolver con creces esas sumas mediante el sistema de coimas y extorsiones.

* * *

A propósito de coimas, don Evo ha contado en uno de sus discursos que él se aplazó en sexto de primaria y que el padre le llevó al profesor un cordero y el profesor, naturalmente lo hizo pasar de curso. Eso sucedía en Orinoca hace muchos años, pero tiene un nombre universal, es una coima a cambio de un favor. Nadie sabe con qué propósito, don Evo contó esta anécdota, poco edificante, pero que muestra que ya desde entonces, había una ausencia de ética, que ahora se refleja en todos los campos.

* * *

Otro negocito paralelo, vinculado a la Policía es la venta de uniformes: Bs. 4.500, per cápita, ¿pueden valer tanto?, casi como un traje del maestro  Sillerico y en tal caso, ¿cómo se las arreglan las familias para soportar éstos gastos?

* * *

Nos olvidábamos mencionar la increíble declaración que hizo don Evo, refiriéndose a la agresividad de los estudiantes de medicina, fruto a su vez, de las abundantes gasificaciones que sufrieron. “Ahora sí me siento muy feliz, de no haber ido a la Universidad, -dijo el presidente-,  porque si hubiese ido -dentro de su lógica-, quizá me hubieran enseñado a golpear carabineros”, hecho absolutamente coyuntural por el conflicto. En lo que no meditó el primer mandatario, es que a la Universidad se va básicamente a adquirir conocimientos en las distintas ramas del saber y obtener un título profesional. La educación y mucho más la Superior, es la fórmula universal de progreso para las naciones. Con razón la rectora Rescala de la UMSA, comentó apesadumbrada que con ese mensaje a los estudiantes, el presidente les daba más bien la opción de dedicarse a la droga o a la delincuencia.