MAS no convocará a declarar a Zapata ni a CAMC

0
1
Foto: Cancillería Chile

Miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) de la  comisión especial mixta, que investiga los 12 contratos de la empresa china CAMC, afirmaron que no convocarán a nadie a declarar por los casos de YPFB y Comibol, porque no se encontró ninguna irregularidad. La oposición no firmará ningún informe preliminar porque faltan las entrevistas, corazón de la investigación.

“En los casos de YPBF y Comibol no hemos encontrado absolutamente nada irregular que pueda indicar que se ha ayudado a esta empresa (CAMC), por lo tanto, preliminarmente consideramos que en esos dos casos no hay que convocar a nadie”, aseguró la presidenta de la comisión, Susana Rivero.

La única excepción que puede cambiar la situación es que -según Rivero- “aparezca algo, unas pruebas” hasta antes de firmar la resolución final. Rivero recordó que la etapa de entrevistas inicia a mediados de abril.

El senador Óscar Ortiz (UD) manifestó su rechazo a la postura de los oficialistas e indicó que  no firmarán un informe preliminar sin haber convocado a nadie a declarar, porque las entrevistas “son el corazón” de una investigación.

“Mientras no se haya convocado a nadie, no firmaremos nada”, insistió.

El martes, uno de los abogados de la expareja del presidente Evo Morales, Gabriela Zapata, dijo  que su cliente tuvo consentimiento de autoridades de Gobierno para tener reuniones en la Unidad de Gestión Social. Y para dilucidar las dudas, la misma Zapata pidió declarar ante la comisión legislativa.

La diputada Norma Piérola (PDC) afirmó que se enviaron solicitudes para convocar a la expareja de Morales, pero que hasta el momento no fueron atendidas. UD tuvo la misma suerte.

El diputado Javier Zavaleta (MAS) dijo que “bajo ninguna instancia hemos cerrado la posibilidad de convocar a nadie”. Por lo que hay aún la posibilidad de convocar a los ministros o a Zapata, pero en caso de que haya observaciones con fundamento.

No obstante, la oposición considera que el MAS no quiere convocar a Zapata para no “perjudicar a su jefe y para desviar el objetivo de la investigación”, señaló Wilson Santamaría (UD).

El senador Víctor Hugo Zamora (PDC) aseguró que la presencia y declaración de Zapata es fundamental para determinar si hubo o no tráfico de influencias, por lo que harán las gestiones necesarias para lograr este objetivo.

Piérola no descartó ir al mismo Centro de Orientación Femenino de Obrajes en una pequeña comisión, por lo que pedirán permiso  especial a la Gobernación de La Paz.

Ortiz agregó que  los representantes de la empresa china CAMC también deben ser convocados a declarar. “Quién sabe si siguen o no en el país”, cuestionó.

 

Punto de vista

Iván Arias

Analista político

Hay un desvarío  en la comisión

Lo único que hacen es perder el sentido de su misión, que es el tráfico de influencias; no tienen que revisar contratos, no tienen que revisar si está bien o no la perforadora; tienen que convocar a las personas que pudieron haber hecho ese tráfico de influencias, abuso de relaciones. Hay un total desvarío y desubicación de los miembros de la comisión legislativa que investiga este caso; por supuesto que los miembros del oficialismo buscan marear la perdiz.

El primero en estar sentado brindando un informe oral o escrito es el presidente  Evo Morales y su expareja Gabriela Zapata; también los ministros porque el ministro de  Defensa, Reymi Ferreira,  dijo que Gabriela Zapata iba a diferentes ministerios con certificado en mano. Tienen que ver las relaciones que hubo y si éstas posibilitaron o no que se dieran esos contratos, eso se debe investigar, no la calidad de los contratos, mucho menos la calidad de las obras, de  la maquinaria o de los servicios.

El actuar y descoordinación de la comisión manifiesta  lo que tanto daño le ha hecho al Movimiento Al Socialismo (MAS), la falta de independencia de poderes.

Hace tiempo sacaron a la exministra de Desarrollo Rural  Nemesia Achacollo  con aplausos por el tema del Fondo Indígena y a lo largo se generaron sopapos contra el MAS.

Si la comisión actuara apegada estrictamente a  las normas del país, los resultados serían efectivos.  Sería muy duro, pero le haría un gran favor al Presidente y a este país.