Morales genera controversia por decir que Bolivia tiene más estrategias para volver al mar

0
2

El presidente Morales tiene bajo la manga una nueva estrategia para retornar al mar en caso de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya se declare incompetente de tratar el caso una vez conocidos los alegatos que la semana pasada presentaron los equipos jurídicos de Bolivia y Chile. Qué quiere decir el presidente con este tipo de declaraciones. Es posible que haya leído la mente de los jueces de la corte y sepa de antemano el falló contario a los intereses del país, igual que pronóstico la definición del balotaje en el Beni antes del resultado final. Morales se juega todas las cartas haciendo este tipo de afirmaciones que además de prematuras ponen en ostensible debilidad la que ha sido calificada como brillante intervención del equipo marítimo boliviano en La Haya. No han faltado observadores que al conocer las declaraciones del jefe de Estado manifestaron que el Gobierno pretende tender una cortina de humo y mantener en vilo a la población con la demanda sobreponiendo temas de gran interés nacional a la causa que Bolivia reclama para obtener una salida negociada a las costas del Pacífico. El mismo resultado electoral en el Beni es un tema que en otra situación ameritaría una respuesta concreta de los encargados del Tribunal Electoral que en las pasadas elecciones han sido un árbitro parcializado con el partido de Gobierno, anulando candidaturas y, en el caso del Beni, una indisimulada actitud para ganar esas elecciones.

Morales dice que “si en esta primera demanda no nos fuera bien, ni se imaginan ustedes que tenemos planes mucho más interesantes que esta primera etapa en la comunidad internacional; estar nueve años junto al hermano vicepresidente, junto al pueblo y junto a algunos ministros nos ha permitido aprender los procedimientos internacionales y cómo hacer planes para que Bolivia vuelva al (océano) Pacífico con soberanía”. Está bien no rendirse, una vigorosa reacción planteada en los libros de historia merced a la valiente actitud de Eduardo Abaroa de quien se nos enseña que “no hay que rendirse carajo”. Empero llevar el caso hasta la indefinición telúrica significa mantener en vilo cada vez que al Gobierno se le ocurra ahondar en la causa posesionando el tema indefinidamente.  

En otro caso, Morales afirmó que es antiético que un vocal del Tribunal Supremo Electoral haya participado de una fiesta con funcionarios y allegados al MAS faltando un par de días para el verificativo electoral que tuvo lugar en segunda vuelta en los departamentos de Tarija y Beni. Parafraseando al periodista mexicano Jorge Ramos que acaba de ser elegido entre las 100 personalidades más destacadas del mundo por la revista Time que dijo que en cualquier otro país -él periodista se refería a la corrupción de la pareja presidencial mexicana- el caso hubiera significado al menos el pedido formal de su renuncia. Nos encontramos frente a una secuencia de hechos que nos demuestran los componentes maniqueos del Gobierno del presidente Morales.

 

Reacciones en Chile por declaraciones de presidente boliviano

Fuentes: The Clinic y dat0s

Las declaraciones del presidente Morales de que tiene “planes mucho más interesantes” para que su país acceda al mar muestran un desprecio por la Corte de La Haya, ante la que demandó a Chile en busca de esa salida, según afirmó un diputado chileno.

“El presidente Morales dijo en el pasado que respetaría el fallo de La Haya, pero sus declaraciones muestran fehacientemente su desprecio por esta”, afirmó el diputado Jorge Tarud, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de esa rama legislativa. Bolivia demandó en 2013 a Chile ante la Corte de La Haya pidiendo que ese tribunal obligue a Chile a negociar y conceder a su país un acceso soberano al mar, que Bolivia perdió en una guerra del siglo XIX.

El diputado Tarud dijo a los periodistas que con sus declaraciones, el presidente Morales “reconoce la debilidad de los argumentos de Bolivia”, que a su juicio, “ha planteado una demanda netamente política y contraria al derecho internacional. Morales nos comunica que después de La Haya proseguirá con su política de intentar desconocer el tratado de 1904 y por lo tanto, proseguirá con su campaña contra Chile”. Lamentó que el mandatario boliviano “haga perder el tiempo y recursos”.

En tanto, el senador Jorge Pizarro, integrante de la comisión de Relaciones Exteriores del Senado chileno, comentó que con sus palabras, Morales “lo que hace es reconocer que toda su estrategia ha sido más bien política y comunicacional que jurídica”, Sus palabras “reflejan que van a continuar en una actitud de agresividad respecto de la relación con Chile y no de búsqueda de acuerdos”, añadió Pizarro, refiriéndose a Morales, en declaraciones a radio Cooperativa.