Morales lidera encuestas de intención de voto

0
18

La Paz, 23 feb (EFE).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, ganaría con un 45 % de los votos las elecciones previstas para octubre próximo, mientras que su rival más próximo, el empresario Samuel Doria Medina, sumaría un 13,4 %, según una encuesta publicada hoy por el diario paceño Página Siete.

La encuesta, elaborada por la empresa Tal Cual, incluyó 2.250 entrevistas a hombres y mujeres mayores de 18 años en zonas urbanas y ciudades intermedias en las nueve regiones bolivianas.

El estudio fue efectuado los días 25 y 26 de enero y 1 y 2 de febrero, con un margen de error de 2,04 %.

Si el resultado de la encuesta fuera oficial, Morales resultaría reelegido, pues la Constitución promulgada por el mandatario en 2009 señala que ganará la Presidencia aquella candidatura que logre más del 50 % de los votos o el 40 % con una diferencia de al menos 10 % en relación con su inmediato perseguidor.

En medio del 45 % de Morales y el 13,4 % de Doria Medina, aparece en el estudio un 19,4 % de encuestados que no ha sabido responder por quién votaría en las elecciones.

Tras ellos, están el gobernador de la región oriental de Santa Cruz, Rubén Costas (9,1 %); el líder del Movimiento sin Miedo (MSM), Juan del Granado, exaliado del presidente (4,4 %), y el exmandatario Jorge Quiroga (4,2 %).

Morales ganó los comicios de 2005 con el 54 % de la votación, frente al 28,5 % de Jorge Quiroga; mientras que en 2009, fue reelegido con el 64 % y en segundo lugar quedó el exgobernador de Cochabamba Manfred Reyes Villa con 26 %.

En los comicios generales previstos para octubre próximo, el actual mandatario buscará su segunda reelección para un tercer mandato hasta 2020.

Aunque la Constitución limita a dos los mandatos consecutivos que puede ejercer un presidente, la nueva candidatura del gobernante fue avalada por el Tribunal Constitucional, que ratificó la tesis del partido de Morales que sostiene que su primer mandato no computa porque en 2009 se refundó el país como un Estado Plurinacional.

Oficialismo y oposición empezaron a promover a sus respectivos candidatos a fines del año pasado, pese a una prohibición del Tribunal Supremo Electoral de hacer campaña antes de que los comicios sean convocados oficialmente.