Petardo, símbolo del No

0
21

Su mirada se pierde entre las cámaras de la televisión y los constantes flashes cegadores. Tranquilo, se acomoda en una posición para ser fotografiado; no da señales de agresividad. Lleva una chaqueta roja y blanca con la palabra No. Petardo se ha convertido en el  símbolo del No a la reforma constitucional.

Petardo,  el “canino del pueblo”, recibió ayer un homenaje de Unidad Demócrata (UD) por su fidelidad con el pueblo potosino y por encabezar  la campaña por el No a la reelección del binomio Evo Morales-Álvaro García Linera, si el soberano valida la reforma del artículo 168 de la Constitución Política del Estado.  
“Entregamos esta medalla en reconocimiento al cariño que tenemos hacia Petardo, querido por todos los bolivianos, y que en estas movilizaciones potosinas siempre ha estado  a nuestro lado”, dijo el diputado de UD Gonzalo Barrientos cuando  entregó el reconocimiento.
El can no sólo recibió una medalla, sino un certificado a su fidelidad y a la actitud valerosa que tuvo con los potosinos los 27 días de movilización en julio de este año, para que el Gobierno atienda su pliego de 26 demandas.
Los activistas pro animales le entregaron también el premio  Huellita de oro, un collar y un certificado que lo acredita como héroe potosino. Petardo se limitó a ser acariciado por los asistentes y el senador de UD, Edwin Rodríguez, no  resistió  su ternura  y lo  besó en la cabeza. “Wawa”, le dijo.
Ícono del No
Aunque Petardo no puede comunicar su preferencia por  la oposición o el oficialismo,  la gente lo ha identificado  con el No hacia el Gobierno. 
“Cuando ve  a Petardo, la gente automáticamente piensa en decirle No al actual Gobierno”, aseguró el músico Daniel Villavicencio, quien es responsable del can momentáneamente.
Los asambleístas de UD aseguraron que el can es el símbolo  de la reivindicación   potosina y ahora boliviana. “Petardo sabe, desde Potosí le vamos a decir No a la reelección”, afirmó Rodríguez, mientras lo abrazaba.
La oposición, dentro de la Asamblea Legislativa Plurinacional, está compuesta por varias alianzas políticas que discrepan con  el oficialismo y hasta la fecha no se registró una figura política  que las unifique. 
Inocente, Petardo llevaba una chaqueta que lo abrigó del frío paceño, prenda que tenía un No como distintivo. Muchas personas lo entienden como un No a la tercera reelección del binomio del MAS.
A donde quiera que lo lleven sus cuatro patas, Petardo es reconocido y vinculado con el No, pero también mimado y alimentado. La celebridad perruna posaba ante las cámaras y luego su agotamiento se hizo evidente. 
El trauma
Detrás de ese tierno rostro, se oculta un Petardo herido por la vida. Apenas ve el balanceo de alguna pollera el can se pone agresivo  y si ve un palo gruñe, ladra e intenta morder. Pero, ¿ a qué se deben estas reacciones? Villavicencio piensa que su anterior dueña fue una mujer de pollera  que lo maltrataba a palos. 
Petardo es paceño, era un perro callejero que fue adoptado por los potosinos; su nombre se debe a que siempre salta cuando escucha el sonido de esas camaretas.
Petardo al poder
“Estoy  vigilando, tengan presente, estoy aullando,/ los gobernantes a  la escuela, Petardo al poder,/ gobernaría la fidelidad”,  dice la canción que escribió Villavicencio para Petardo en ritmo de bailecito potosino.  El video dura 3:40 minutos y fue grabado en cuatro días a un costo de 2.000 bolivianos. El precio del disco Petardo, el verdadero héroe es de 10 bolivianos. Para los productores, el can “es una bendición”.