PGE aumenta Bs 9.900 millones más para gastos en órganos del Estado

0
24
Foto: El Deber

La Cámara de Diputados aprobó este jueves, en horas de la madrugada, el Presupuesto General del Estado (PGE) propuesto por el Gobierno de Luis Arce Catacora, que le entregó el 85% al nivel central, incrementó en más del 3% el gasto destinado para los órganos del Estado, en comparación con la propuesta presentada por la expresidenta Jeanine Áñez, lo que contradijo la promesa presidencial de ahorrar y ‘achicar’.

La propuesta que dejó la expresidenta proponía un gasto de Bs 73.972 millones, el 34,25%, mientras que la presentada por la gestión de Arce llega a Bs 83.908 millones, el 36,7%; es decir, Bs 9.900 millones más. Baja un punto porcentual, del 29,6 al 28,5%, en el caso de las empresas públicas y se mantiene en las entidades descentralizadas al 16%.

Además, priorizó la salud con el 10% y dejó a educación en el puesto 13, lo que fue criticado por los opositores.

El pleno de Diputados aprobó en grande el proyecto de ley luego de varias horas de debate. Luego se continuó con la consideración en detalles hasta su aprobación, en horas de la madrugada.

Al principio de su gestión, el vicepresidente David Choquehuanca, durante una reunión con organizaciones sociales, manifestó que debían reducir ministerios y achicar el Estado, porque recibían de la anterior gestión un país “sin plata. Tal vez vamos a tener que reducir hermanos hasta los ministerios”, dijo.

En la misma reunión, el presidente Luis Arce, complementó que “como decía el hermano David, en realidad creo que vamos a achicar. Ahorita hay 17 ministerios y como nos están dejando al país sin plata, en lugar de ampliar tenemos que pensar en reducir, en fusionar. Entonces no va a ser fácil”, había declarado Arce.

Sin embargo, la gestión actual ha mantenido los 17 ministerios, fusionó Hidrocarburos y Energía pero repuso Culturas, eliminada por Áñez. La viceministra de Comunicación ahora depende de Presidencia, pero, Arce ha integrado la figura de un vocero presidencial, lo que agrega un nuevo cargo en el Ejecutivo, que participa en el gabinete, y que tendría el rango de ministro, por lo que su equipo tiene 18 integrantes.

Los ministerios de Gobierno (Bs 4.108 millones) y de Defensa (Bs 2.811 millones), son las carteras de Estado que concentran mayor presupuesto.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, señaló el miércoles ante la Cámara de Diputados, que el PGE estaba configurado en Bs 43.575 millones, que dejó la gestión de Áñez a Bs 43.205 millones. “Lo más importante fue magisterio y salud, ahí está concentrado el componente de sueldos y salarios. Luego vienen los policías y FFAA, que configuran la masa salarial más importante del sector público”.

Por ello, manifestó que el Gobierno le dio prioridad a la salud (Bs 2.811 millones), “hemos alcanzado el 10%”, apuntó y de Educación (Bs 149 millones), pero la cartera que está en proceso de definir cómo serán las clases el próximo año y que debe implementar recursos para mejorar la educación a distancia, tiene menor presupuesto que Obras Públicas (Bs 2.118 millones), Planificación (Bs 1.093 millones), Medio Ambiente y Agua (Bs 1.077 millones), Presidencia (Bs 907 millones), Desarrollo Rural (Bs 674 millones), Hidrocarburos y Energía (Bs 588 millones), Desarrollo Productivo (Bs 188 millones), Economía (Bs 371 millones) y Relaciones Exteriores (Bs 324 millones).

Después de Educación quedan Trabajo (Bs 109,9 millones) y Minería (Bs 73,9 millones). Llamó la atención de los opositores el hecho de que el Ministerio de Justicia (Bs 64,8 millones) al que el Gobierno del MAS puso como objetivo emprender una reforma a la justicia ocupa el penúltimo peldaño en cuanto a presupuesto. El ministerio que tiene menor gasto es el de Culturas (Bs 39,578,041).

El diputado de Comunidad Ciudadana, Miguel Roca, criticó que el proyecto de ley “mantiene a la lógica de centralismo a ultranza“, y el 85% del presupuesto está en el nivel central, en la plaza Murillo”.

Complementó que una vez más quedan relegados los municipios y las gobernaciones. “El ministro manifestó que todo ese dinero está concentrado en grandes proyectos, el Mutún, YPFB. Todo irá al exterior, no para emplear a los bolivianos que requieren urgente”.

Otros parlamentarios opositores lamentaron que no era posible que se destine el 85% al centralismo y que se falte a una promesa que habían hecho el presidente y el vicepresidente.

Carlos Alarcón, diputado de CC, lamentó que se generen escenarios de mala fe, “por eso entregaron pocas horas antes el proyecto para que no tengamos tiempo de analizarlo. No dañan a Creemos ni a CC, sino a la democracia de Bolivia”. Criticó que el Órgano Judicial siga como la “cenicienta presupuestaria, para seguir manipulando a los jueces y fiscales para fines políticos”. Pidió aumentar a Educación y Justicia, frente a Gobierno y Defensa que supera los Bs 7.000 millones.