Proceso de diálogo: garantías a exautoridades es un punto de discordia

0
67
Creditos Foto: BTV

El diálogo entre organizaciones sociales y el Gobierno transitorio sigue pendiente de definición. Los bandos se volvieron a reunir este domingo, pero determinaron instalar mesas de trabajo desde el lunes para tratar las demandas de los sectores, informó el ministro de Obras Públicas, Yerko Núñez.

Uno de los puntos de desacuerdo en las garantías solicitadas por organizaciones afines al MAS para exautoridades, en específico para Evo Morales y Álvaro García Linera.

Desde antes de la reunión de este domingo, el ministro Núñez ya anticipó que el pedido de las organizaciones apuntaba a resguardar a Evo y Álvaro, ante lo cual la posición del Gobierno consiste en que ya existen garantías en la Constitución y las leyes, pero no se puede impedir procesos judiciales contra personas que hayan violado las normas,

“Ellos quieren garantías para exatoridades, las garantías están en la Constitución y las leyes, y lo que nosotros no vamos a hacer es pisotear la Constitución la ley. Quienes cometieron delitos tienen que pagar”, recalcó tras la reunión el Ministro de Obras, uno de los que estuvo a cargo del diálogo.

El Ministro aseguró que en este periodo transitorio no habrá persecución, como la que sufrieron los opositores al Gobierno del MAS durante 14 años, pero aclaró que no se puede dar garantías a personas que hayan cometido delitos.

“No podemos decir que la Fiscalía o justicia no enjuicien a alguien. Ese es un poder independiente, por tanto, ellos tienen total autonomía de abrir procesos a quienes han violado la Constitución y las leyes”, agregó.

La madrugada del domingo, el Gobierno y las organizaciones consensuaron una ley de garantías, que preveía cumplir la Ley de juicio de responsabilidades (044) en caso de procesar a mandatarios por hecho cometidos en el ejercicio del cargo. Sin embargo, en el Senado se decidió suspender el tratamiento de esa norma, hasta que se solucione todo el pliego petitorio de las organizaciones. El Gobierno, por su parte, asumió la posición de que una ley de inmunidad debería ser tratada por la nueva Asamblea que se conformará en elecciones.

El diálogo se reiniciará en mesas de trabajo, unas dos o tres, según estimó el ministro Núñez. El Ministro indicó que las conversaciones se reinstalarían la tarde del lunes, puesto que se espera el arribo de organizaciones incluso desde el área rural.

Indicó que hay sectores minoritarios con demandas, pero la intención del Gobierno atenderá los pedidos en el marco de lograr un acuerdo nacional.