Sectores afines al MAS amenazan a los potosinistas

0
42
Foto: Opinión

Luego de la jornada de intentos de diálogo y enfrentamientos, organizaciones sociales afines al MAS dieron ayer  ultimátums  a los dirigentes del Comité Cívico Potosinista (Comcipo) para que levanten sus medidas de presión e inicien el diálogo.

Los dirigentes de la Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam) que aglutina a organizaciones sociales afines al MAS, dieron un plazo de 48 horas a Comcipo para que se desmovilice  y se siente  a dialogar con el Gobierno. 
“Damos un plazo de 48 horas para que Comcipo se repliegue y reflexione de manera profunda para reanudar el diálogo”, dijo el ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Feliciano Vegamonte.
La secretaria ejecutiva de la Confederación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, Juanita Ancieta, agregó que si Comcipo no cumple ese plazo Conalcam asumirá medidas, aunque no precisó cuáles.
El ejecutivo de la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Norte Potosí, Julián Cusi, informó que cinco provincias del norte de Potosí aprobaron una resolución que establece un plazo de 24 horas para que los cívicos potosinos  levanten los bloqueos. 
“Si no lo hacen, los pobladores de cinco provincias del Norte de Potosí cercaremos la ciudad, en la fecha y puntos estratégicamente definidos entre las autoridades”, advirtió Cusi, quien mostró la resolución que lleva la firma de más de 20 autoridades potosinas y un sello de la departamental del MAS.
Comcipo, desde hace 18 días, se moviliza  en La Paz y Potosí para exigir  al Gobierno atención a  su pliego petitorio de 26 puntos. 
El miércoles el conflicto se agravó, mineros y policías se enfrentaron luego de que el ministro de Gobierno Carlos Romero confirmara que el presidente Evo Morales no firmará los acuerdos, y que “sólo los conocerá”. 
Mientras los dirigentes de sectores sociales afines al MAS lanzaban advertencias,  cinco ministros pidieron diálogo y al mismo tiempo   acusaron a los dirigentes de Comcipo de estar financiados por “partidos políticos de derecha”.
“Están siendo movilizados por partidos políticos neoliberales y de derecha, y por miembros del Comité Cívico Potosinista”, afirmó el ministro de Trabajo, Gonzalo Trigoso, quien indicó que “agentes externos” abastecen a los mineros de Comcipo con cachorros de dinamita. 
Mientras, el ministro de Culturas, Marko Machicao, dijo que por las movilizaciones Potosí pierde recursos que ingresan día a día por el turismo.

El Gobierno  difunde en diferentes medios de comunicación spots en los que denuncia que la dirigencia de Comcipo rompió abruptamente el diálogo.

Jhonny Llally llora durante una entrevista

Visiblemente cansado, el máximo dirigente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Jhonny Llally rompió en llanto ayer en medio de una entrevista en el programa El café de la mañana, de radio Fides. En la conversación confesó que votó por Evo Morales porque creía que realmente el Presidente iba a industrializar el país. 
“Yo también tengo familia, soy orgulloso de ser pobre, nunca he servido a nadie, a ningún partido. Soy honesto, he trabajado en la mina. Tengo carrera sindical desde los 12 años, conozco las necesidades”, señaló Llally después de tratar de contener el llanto, sin éxito. 
El dirigente Llally encabeza las movilizaciones de los cívicos y miembros de otras organizaciones potosinas que exigen  la atención de 26 demandas plasmadas en un pliego petitorio suscrito en noviembre de 2014 con autoridades del Gobierno central (ANF).

Punto de vista
Franklin pareja   Cientista político

Comcipo cayó 
en la trampa  
Tras 18 días de movilizaciones creció en magnitud el conflicto de Potosí y se han incorporado nuevos actores que están en plena confrontación. Unos advierten con un cerco y gente de Comcipo anuncia acciones radicales. 
El Gobierno y Comcipo no han mostrado ninguna señal de progreso para distencionar y eliminar condiciones en el proceso de diálogo.
Comcipo radicalizó demasiado su posición, no ha jugado de forma inteligente y cayó en la trampa de la espiral de violencia, que le hizo perder legitimidad y el Gobierno aprovechó esto, buscó actores que le ayudan a cercar la posición de los dirigentes de Potosí, y el problema se agrava más. 
El movilizar a las organizaciones sociales es una metodología clásica del MAS, cuando se ve presionada y tensionada.   Entonces su metodología de resolución es presión con presión, movilización con movilización y agresión con agresión. Esto no es correcto, el Gobierno debiera dar soluciones y sofocar el conflicto de manera definitiva y la única forma  es que deje satisfecha a las partes. Si derrota a Comcipo con su metodología lo hará sólo por ahora, pero se reactivarán en un corto plazo.  Comcipo no tiene que desperdiciar los espacios de diálogo y tiene la obligación de bajar su posición intransigente.