Senado aprueba acuerdo que permite producción de armas

0
42
Creditos Foto: ABI

La Cámara de Senadores ratificó anoche el acuerdo que suscribieron el Estado Plurinacional de Bolivia y la República de Belarús sobre “producción” de armamento y capacitación a las Fuerzas Armadas, según el convenio.

La Cámara Alta validó  el acuerdo sobre Cooperación Técnico-Militar para la producción, modernización, reparación y entrega de armamento de aviación y  ocho proyectos militares.

Los documentos en cuestión  hacen referencia a la “producción, modernización, reparación y entrega de técnica  y armamento de aviación”, “técnica y armamento de defensa antiaéreo (DDA)” y “técnica y armamento para el ejército de tierra: radio técnica y electrónica inclusive sistema e instalaciones de medios de comunicación, transmisión de datos, inteligencia y guerra electrónicas”.

Antes de la aprobación del acuerdo, la senadora María Landívar Tufiño (UD) cuestionó “¿por qué nos estamos armando?, ¿le estamos dando un convenio para que nos armen? Debería ser rechazado este proyecto o debe retornar a la comisión”.

No obstante, la senadora Adriana Salvatierra (MAS) respondió que  el acuerdo no degrada la cualidad pacífica que tiene el país, “lo que hace es permitir transversalizar las relaciones hermanas entre pueblos, inclusive si estas deben darse en términos de defensa”, aclaró.

La Constitución establece que Bolivia es un estado pacifista pero también indica  que tiene derecho a la defensa.

El documento aprobado por el Senado hace referencia al “intercambio  de especialistas de ambos países con el fin de realizar actividades en el ámbito de investigación, diseño, adiestramiento, producción, reparación mantenimiento e implantación de proyectos combinados”.

Asimismo, se indica que se garantiza el asesoramiento al momento de la producción de los armamentos y “cesión de derechos exclusivos de producción de armamento y material bélico”, y se garantiza el “asesoramiento y capacitación técnica en el proceso de producción de dichos productos”.

En el acuerdo, al que tuvo acceso este diario, también se indica que se realizarán actividades combinadas para la “reestructuración, modernización y conversión de empresas de producción con fines bélicos” y “adiestramiento de servicios de reparación y mantenimiento técnico de los armamentos”.

También indica que habrá “adiestramiento” de militares y especialistas en el ámbito técnico militar e “intercambio de militares y especialistas en el ámbito técnico militar”.

El acuerdo fue suscrito el 13 de julio de 2016 y ayer fue ratificado y sancionado por la Cámara de Senadores y deberá ser promulgado por el Presidente para que pueda entrar en vigencia una vez que se publique en la Gaceta.