Suman denuncias de corrupción en YPFB

0
39

Ana Belén Camacho, hermana de la principal implicada en una presunta red de corrupción en YPFB, acusó ayer al presidente de esa estatal, Carlos Villegas, de ser quien agilizaba la adjudicación de contratos para recibir comisión. También dijo que tuvo una relación amorosa con él y que le instruyó fugar para ponerse a resguardo de las investigaciones.

Ana Belén dijo que llegó a Santa Cruz la noche del miércoles, desde Brasil, para presentarse voluntariamente ante la justicia. Respaldó la versión de su hermana sobre la dirección de Villegas en la presunta red. Manifestó que se ausentó a Brasil hace dos meses para un tratamiento médico, porque tiene un embarazo de alto riesgo y también por instrucciones directas de Villegas quien le indicó que “se ponga a buen recaudo”.

“Me acusan de enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias, anoche llegué al país desde el Brasil, vine a Bolivia y me encontré con la abogada Mónica Ramírez, de Yacimientos, que me pidió 10 mil dólares para sacarme del caso”, afirmó Camacho en declaraciones a radio Erbol. Refirió que, para su regreso, fue Villegas quien le instruyó contactarse con Ramírez.

“Voy a informar todo sobre el funcionamiento de la red de corrupción. Sí tenía una relación amorosa con el señor Carlos Villegas desde el 2012”, manifestó. Dijo también que él pagó sus pasajes, algo que pidió verificar.

“Yo tenía tratos directamente con el señor Carlos Villegas, él me daba los contratos y él recibía un porcentaje directamente.

Era bastante dinero el que corría con esto”, expresó en declaraciones recogidas por Fides.

Ramírez adelantó que presentará una demanda penal en contra de Ana Belén por los presuntos delitos de difamación, injurias y calumnias al decir que ella le habría extorsionado. “Me tendrá que probar con videos que le intenté sacar dinero. Ni siquiera la conozco”, dijo.

La gobernadora cruceña Ruth Lozada pidió ayer que la investigación sea imparcial y llegue hasta las últimas consecuencias, reportó El Deber.

En la misma línea, el senador Óscar Ortiz, del Movimiento Demócrata Social, exigió ayer que una de las primeras tareas de la Asamblea Legislativa Plurinacional, que comenzará su gestión, sea conformar una comisión que investigue de manera independiente el caso.

Dijo también que Villegas debería pedir ser alejado del cargo para que la investigación se lleve a cabo de la forma más imparcial y transparente posible.

Hay cuatro acusados con detención preventiva por el caso.

El último día de 2014, el vicepresidente Álvaro García informó que Villegas se ausentaría del país para tratar el cáncer que lo aqueja.

Cuando se destapó el caso, tanto García como el presidente Evo Morales y otros representantes del Gobierno manifestaron su plena confianza y apoyo a Villegas.