“Tenemos un gran colchón financiero”

0
31

El presidente Evo Morales conversó sobre  economía, la posibilidad de una reforma constitucional para su nueva reelección, el aborto, afirmó que existe libertad de expresión y que “el gobierno decide por qué medio puede llegar al pueblo”en una entrevista concedida Página 12 de Argentina.

 

-¿La baja del precio del petróleo cuánto afecta a la economía de Bolivia?

-Nos preocupa, pero tenemos un gran colchón financiero, nuestras reservas son de 15 mil millones de dólares, el depósito del pueblo de 21 mil millones de dólares. Va a haber algún efecto, estamos haciendo inversiones, y preparados para enfrentarlo.

-¿Piensan en diversificar la economía?

-Sí, estamos con el tema agropecuario y energético. Tenemos acuerdos con Argentina y Brasil en temas energéticos, el tendido eléctrico de Tarija a Salta. El imperio de Estados Unidos trata de dañar la parte productiva. Antes de que lleguemos al gobierno, Estados Unidos donaba harina y trigo a Bolivia, había una total dependencia con el pan, que no permitía fomentar la producción. Llegamos al gobierno y no nos donan, ni siquiera nos quieren vender, es una acción política. Llamé de urgencia a Cristina para que me ayudara con la emergencia del trigo y lo hizo. Me culpaban por la falta de pan. Empezamos a mejorar la producción de trigo, es una forma de liberarnos.

-¿Usted cree que este proceso de cambio en Bolivia necesita de la continuidad de su liderazgo? Aquí comenzó a enunciarse la opción de la reelección indefinida, que requiere una reforma constitucional.

-No sé. Antes los presidentes no duraban. Cuando yo prestaba el servicio obligatorio en 1978, ese año tuvimos tres presidentes: los generales Banzer, Pereda y Padilla. No podía entender qué sucedía. Los años previos a que llegara al gobierno en 2006, hubo cinco presidentes: Banzer, Tuto Quiroga, Sánchez de Lozada, Mesa y Rodríguez. Me sorprende que en todos los actos a donde voy el mensaje más aplaudido es Evo hasta 2025. Por ahora, estoy preocupado en los temas de gestión, que termina en 2020.

-¿Podría debatirse en la Asamblea la reforma de la Constitución, ya que el oficialismo tiene los dos tercios que se necesitan para su aprobación?

-Sí, pero mucho depende de que no me equivoque. No es sencillo ser presidente. Como gobierno pedí un debate ampliado también con los movimientos sociales y las confederaciones del MAS.

-¿Impulsaría su gobierno la aprobación del matrimonio igualitario?

-Yo soy medio conservador, pero es una realidad que hay que debatir y que el pueblo decida. Tal vez porque vengo de una familia conservadora con ese tema, tal vez la misma religión, pero no puedo entender cómo pueden casarse mujeres con mujeres y varones con varones. Tengo amigas lesbianas que me explican y es una realidad.

-¿La despenalización del aborto tampoco está en agenda?

-Es un debate que debe darse, porque aunque no sea legal hay abortos. Es un tema pendiente que queda todavía y ahí quisiéramos someter al pueblo a que decida, a través de referéndum.

-La nueva Constitución plantea la aprobación de una ley de medios. ¿Hay algún avance en ese sentido?

-En Bolivia hay libertad de expresión, falsamente dicen que no hay.

-El vicepresidente Alvaro García Linera reconoció que el gobierno no aporta publicidad oficial a los medios que considera que mienten.

-El gobierno decide por qué medio puede llegar al pueblo. No es una obligación llegar a todos y lo peor es que algunos medios mienten e insultan. La gente va a creer al medio que dice la verdad bajo la libertad de expresión. En la noche en vez de escuchar informativos prefiero escuchar un partido de Boca. Por si acaso, ¿usted de qué es hincha?

-De Boca (risas).

-Presidente, la oposición cuestionó al Tribunal Supremo Electoral por haber inhabilitado candidaturas. ¿Qué responde sobre esto?

-Los más afectados hemos sido nosotros. Inhabilitaron candidatos al Senado, a alcaldías y gobernaciones, pero no nos quejamos. La oposición por unos pocos hizo un escándalo.

-En las elecciones municipales y regionales de marzo pasado, el MAS perdió ciudades clave como La Paz y El Alto, ¿cuál ha sido su reflexión?

-En las elecciones nacionales ganamos todas las diputaciones y en la ciudad de La Paz nunca ganamos la alcaldía y en El Alto en las anteriores apenas ganamos, ahora perdimos.

-Tenían la gobernación de La Paz.

-Sí, pero en esta última elección la candidata a gobernadora era una mujer e indígena. El pueblo paceño es machista. Con cualquier varón ganábamos, porque tenemos dos tercios de la asamblea en La Paz. Sólo en Santa Cruz no tenemos mayoría en la asamblea y tampoco la gobernación. Hemos sumado a Beni. El Oriente boliviano era de la derecha, y en las elecciones nacionales ganamos hasta en Santa Cruz. Una cosa es el liderazgo nacional, otra los liderazgos regionales.