Un video muestra ataque de mineros a policías

0
6
Foto: El Deber

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó en exclusiva a EL DEBER un video para sustentar que los Policías cumplían una orden de evacuación de la zona donde estaba retenido y donde luego fue asesinado el viceministro de Régimen Interior, Rodolfo Illanes, pero fueron atacados por decenas de mineros que rodeaban a los efectivos y se acercaban a ellos.

En el registro, que dura un minuto y 18 segundos, se puede observar que quien filma realiza un paneo por un cerro donde se ven a decenas de cooperativistas. Se escucha un suspiro de la persona que realiza la toma y de fondo una radio de comunicaciones de la Policía. Alguien reporta: “flanco derecho, están tratando se hacer volar el ducto”. La respuesta del comandante del operativo, al otro lado se escucha claramente: “Que lo hagan, que lo hagan, no hagan nada, no hay problema”.

Otra voz reporta: “Están prendiendo fuego también”, y la respuesta ratifica la orden: “retroceda, retroceda”, y mientras que vuelven a escuchar detonaciones, una vez más se ratifica la orden: “Hay que estar juntos, juntos hay que estar juntos, juntos retrocediendo juntos”. La voz se pierde y en un nuevo paneo se puede ver que los mineros han ganado metros y avanzan esparcidos por por cerro.

El viceministro estaba retenido contra su voluntad, los mineros exigían la liberación de sus compañeros con detención en la cárcel de San Pedro.

En Cochabamba, un juez acababa de liberar a otro grupo de cooperativistas “argumentando que había un contexto que ponía en riesgo las condiciones humanitarias, no dijo expresamente del viceministro Illanes, pero esa fue la argumentación no ajustada a los términos legales, por la cuales ese grupo importante de dirigentes salieron libres”, relató Carlos Romero.

Quienes retenían a Illanes, aseguró el Ministro, fueron informados de esa gestión. Tras las conferencias de prensa del Defensor del Pueblo y poco después del ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, el comandante general informó que se había distribuido la comida a los policías y que una provocación minera se elevaba de tono. Eso fue después de la 13:30.

“En esas circunstancias dispusimos el repliegue inmediato de los policías. El comandante departamental, José Luis Araníbar, tomó contacto con los cooperativistas, de los varios contactos que también tuvieron con él (a través del celular de Illanes), y a través de un fonpach la orden de repliegue y la confirmación de la recepción de la misma por parte de los jefes a cargo de los distintos flancos, y les pidió también que ellos se replieguen”.

Posteriormente, según el relato del Ministro, el Comandante General informó que “los cooperativistas se desplazaron por el cerro de Pucará, por la vía a Eucaliptus, para hacer un movimiento en sentido de la manilla del reloj, y concluyeron en la doble vía, intentando sacar a los policías. Otro movimiento fue advertido por Inteligencia, desde las serranías del cerro Pucará, por una quebrada seca, para que este movimiento denominado de tenaza en la zona pueda converger en un cerco a la Policía, una emboscada”.

Romero complementó que el jefe policial le indicó que iban a utilizar agentes químicos “para alejar a los cooperativistas que cada vez estaban más cerca y habían incrementado su asedio con las dinamitas, lo que se confirma en el video”.

“Le expliqué al Comandante que en esas circunstancias lo más importante era evitar perder el control de la situación. 15 minutos después, cerca a las 15:00, me reportó que la situación estaba bajo control y que el repliegue iba a ser lento porque incluso habían reventado con dinamita uno de los carros Neptuno y de otros vehículos de la Policía. Dijo que eso iba a demorar todo, porque mientras los reponían, debían alejar a los mineros con gases”, puntualizó Romero.

En ese momento se descontroló todo. “Pienso que así fue y la policía tiene dos hipótesis: una, que traicionaron el acuerdo, y dos, que los líderes de la movilización no tenían la capacidad de controlar a su gente, porque eran demasiados y presumiblemente las comunicaciones por celular no abastecieron”, explicó el ministro.

A esa hora Romero se comunicó con el celular de Illanes. “Pedí que ponga el altavoz, expliqué que ellos estaban incumpliendo porque evitaban el acuerdo, que la Policía desarrollaba el operativo de repliegue, y eran ellos los que no lo hacían, pero no hubo respuesta, cortaron la comunicación”, detalló.

Romero también relató que 20 minutos después, el comandante Araníbar, tomó contacto con ellos, en el cerro, “pidió que aprovechando que estaba en la altura, que visualicen que la Policía se replegaba, pero los mineros continuaron. Luego recibí la información de que la situación estaba bajo control y hacia las 17:00 me informaron que se había consolidado el repliegue y que los efectivos estaban ya en la población de Belén. Se dispuso que se quedaran 250 Dispositivos Estacionarios de Control (DEC) desplegados en toda la zona y se siguió la orden, los dispositivos de Oruro, como el de La Paz, retornaron a esas ciudades”. 

Sin embargo, a esa hora y minutos después, los mineros terminaban con la vida del viceministro Illanes.