Vacaflor y Pando se retractan y el Gobierno celebra

0
12
Foto: Vicepresidencia

Los periodistas Humberto Vacaflor y Amalia Pando se retractaron de sus declaraciones en contra del presidente Evo Morales y la ministra de Salud, Ariana Campero, respectivamente, y el Gobierno celebró la “victoria 2 a 0” de la verdad sobre la mentira.

Cumpliendo una  orden del juez, Vacaflor se retractó y “recontra retractó” el miércoles por la noche por haber declarado que  Morales dio la orden de asesinar a los esposos Andrade en 2000, cuando estaban secuestrados por los cocaleros.

En  julio, en una entrevista en el programa Encontrados, de Católiva TV, el periodista dijo: “No pues, (no soy amigo del Presidente) desde que me enteré de que él ordenó el asesinato de los esposos Andrade, yo jamás le hubiera dado la mano”, por eso el también premio Libertad 2016 fue acusado por difamación, calumnia e injuria por el presidente Morales.

“Me piden que me retracte y me retracto, me recontra retracto”, señaló Vacaflor el miércoles en el mismo programa de televisión y admitió  que su acción “fue una falla periodística”.

La declaración fue realizada tras la conminatoria del juez René Delgado para que el periodista se retracte de lo que dijo en un plazo de cinco días. Vacaflor  no esperó ni un día, se retractó en menos de 24 horas de emitida la resolución judicial.

Pando también se disculpó y se retractó por haber dicho que la ministra de Salud, Ariana Campero, estaba embarazada; sin embargo,  exigió que la autoridad pida disculpas al exmagistrado Gualberto Cusi a nombre del Gobierno  porque su antecesor, Juan Carlos Calvimontes, violó la confidencialidad de su diagnóstico de salud al informar del mismo públicamente.

“Me disculpo. ¿Quiere que me ponga de rodillas? Me pongo de rodillas, ¿sabe por qué?, porque usted quiere la humillación de los periodistas, la humillación de la gente de oposición porque es parte de un plan la época de la retractación”, dijo Pando al finalizar su programa Cabildeo, que conduce con Roxana Lizárraga.

“Ahora lo mismo le pido a usted (Ministra), que pida disculpas a nombre del Gobierno por lo que le hicieron al magistrado Cusi. Eso sí es difamación y más tratándose del gremio médico, ¿verdad? Usted que ahora heredó el cargo de ministra, usted también tiene que pedirle disculpas a Cusi, porque fue desde su despacho, no su persona, pero sí su antecesor, que reveló un informe confidencial médico para destruir a una persona”, desafió.

El miércoles se conoció un fallo del  Tribunal Nacional de Ética Periodística  que dio por probada, en parte, la denuncia de la ministra  contra  Pando y Lizárraga, quienes el 23 de marzo  comentaron que la Ministra estaba embarazada presuntamente de un ministro, cuya esposa -al enterarse-  hizo escándalo.

El fallo determinó que las periodistas rectifiquen esa declaración y les recomienda “diferenciar claramente la información de la opinión”, pero desestimó las denuncias de la ministra sobre un presunto daño a su identidad e integridad y, también, a que ambas periodistas revelen la fuente de su información.

El vicepresidente Álvaro García Linera, en una conferencia de prensa, celebró los dos fallos que emitieron el Juzgado Tercero de Sentencia en lo Penal y el Tribunal Nacional de Ética Periodística (TNÉP) en contra de Vacaflor,  Pando y  Lizárraga, y dijo que la verdad se impuso a la mentira.

“Lo que hicieron el señor Vacaflor y lo que hicieron las señoras Pando y Lizárraga no fue un ataque a Evo ni a la ministra, fue un ataque a la verdad, fue un ataque a la población, al periodismo”.

Para el mandatario, con ambos fallos “la verdad ganó 2 a 0 a la mentira”. Desde su cuenta @evoespueblo, el Presidente escribió que “mentir y robar es algo indigno para el ser humano.

Otro periodismo que informe la verdad, es posible”, y agregó que “ahí está el #CártelDeLaMentira. Si a Presidente, Vpdte., Ministras y Ministros ofenden con mentiras, ¿cómo será la desinformación al pueblo?”.

Juez afirma que no es suficiente

El juez tercero de Sentencia en lo Penal, René Delgado, afirmó ayer que decir “me retracto” no es suficiente para que se extinga un juicio por  difamación, calumnia e injuria.

La autoridad jurisdiccional anunció que analizará la documentación o las pruebas del periodista y recién definirá si extingue el proceso iniciado por el presidente Evo Morales.

“(Vacaflor) tiene que hacerme llegar por escrito, seguramente el video, en fin;  yo tengo que constatar”, explicó el juez Delgado.

Dijo que “existe una acusación en forma puntual, entonces a eso tiene que referirse el que se retracta, entonces yo dejo a criterio de él, es una persona  intelectual y sabe intepretar perfectamente lo que significa y lo que tiene que hacer para una retractación”, dijo.

El miércoles, el periodista dijo  “me retracto”, pero para el juez eso “no es suficiente”. “No es suficiente decir me retracto, ¿de qué se retracta, no es cierto? Tenemos que referirnos a los hechos, ¿no?”, declaró.