Vice justifica juicio contra magistradas suspendidas

0
10

 

 

Velásquez y Chanez “han cometido una arbitrariedad aberrante”, dijo el mandatario.

El presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, calificó ayer como una “arbitrariedad aberrante” la decisión de las magistradas del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Ligia  Velásquez  y Soraida  Chanez, de dejar en suspenso la Ley del Notariado Plurinacional. Justificó de esa manera el juicio que autorizó la Cámara de Diputados contra las dos magistradas del TCP, que en marzo pasado emitieron el Auto Constitucional 0106/2014-CA, que puso en suspenso la aplicación de la referida ley. 
“Esto ha tenido que suceder, ellos han cometido una arbitrariedad aberrante, injustificada desde cualquier ámbito de la justicia. El Tribunal no ha emitido una sentencia sobre la ley, pero paralizó la ley y eso es una locura, eso es poner la legalidad de cabeza. Por lo tanto, a los responsables de esa ilegalidad que hace daño al Estado y a los ciudadanos bolivianos hay que obligatoriamente enjuiciarlos, porque eso manda la Constitución”, dijo el Vicepresidente.
Explicó que por el momento las magistradas   Velásquez  y Soraida  Chanez están suspendidas de sus funciones. “Dependerá del Senado si procede su destitución o aplicar algún tipo de sanción administrativa o penal”, sostuvo. 
Ayer, Diputados aprobó por mayoría el inicio de un juicio de responsabilidades contra las dos magistradas, por los presuntos delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, prevaricato e incumplimiento de deberes, transgresiones tipificadas en el Código Penal.  En el caso del magistrado Gualberto Cusi, éste no fue considerado en este juicio por su delicado estado de salud, pues se encuentra  en recuperación luego de someterse a una intervención quirúrgica en el hospital de la Caja Petrolera. 
Pero a través de su cuenta de Facebook, Cusi lamentó las acciones que realiza el Legislativo en contra las autoridades judiciales que cumplieron su trabajo en el marco de la Constitución Política del Estado.

La denuncia fue formalizada el 4 de junio  por la Asociación de Notarios de Potosí y el Tribunal de Honor de la Asociación del Notariado Boliviano  en contra de las dos magistradas y  Cusi, por emitir el Auto Constitucional  el 13 de marzo pasado, que suspendió la Ley del Notariado Plurinacional.

La oposición denuncia que  se busca dar golpe al TCP

La oposición está segura que la intención del gobernante MAS es dar un “golpe” al Tribunal Constitucional Plurinaciona (TCP) con la decisión de la Federación de Asociaciones Municipales (FAM) de demandar a todos los magistrados.
“Ésta es la estrategia sistemática con la que el Gobierno pretende defenestrar las magistraturas del país”, aseguró el diputado Álex Orozco, de CN.
Planteó enjuiciar a los gobiernos municipales que desde 2010 “recién insisten en la aprobación de sus cartas orgánicas”.
Mientras que la candidata a diputada por Unidad Demócrata Jimena Costas dijo que el Gobierno busca dar “un golpe de Estado” al Tribunal. “¿Quién dirige la FAM? Es el MAS”, afirmó Costas. Dijo que “además de atentar contra la institucionalidad, también se pone en evidencia que el MAS nunca tuvo vocación autonomista, porque después de cuatro años busca la aprobación de sus cartas orgánicas”.
El vicepresidente de la FAM, Jorge Silva (MAS), rechazó las acusaciones y aseguró que de los 339  municipios, poco más de 100 cartas orgánicas se presentaron al TCP. “La mayoría no tiene resolución”, añadió.
Silva calificó de “negligentes” a los magistrados por no tomar previsiones para resolver los estatutos y cartas orgánicas.
El presidente del TCP, Efren Choque, aseguró que en reiteradas oportunidades el TCP expresó su convicción de coordinar acciones con el Ejecutivo y Legislativo para garantizar una buena aplicación de la justicia constitucional.
Por otro lado, lamentó la indiferencia asumida por el Consejo Nacional Estratégico del Sistema de Justicia al no haberse pronunciado sobre la crisis que sufre el Tribunal Constitucional.