Salud y televisión

0
3

La televisión se ha convertido poco a poco en un invasor de la vida y de los hogares. Los chicos se pasan horas frente al televisor asistiendo muchas veces programas que no son recomendables para su salud mental. En el caso de las mujeres, una investigación llegó a la conclusión de que las mujeres que practican ejercicios y tienen alguna actividad física con menos propensas a tener depresión que aquellas mujeres que asisten televisión con mayor frecuencia. Eso dice el estudio realizado por investigadores de la Escuela de Salud Pública de Harvard, Estados Unidos y que ha sido publicado en American Journal of Epidemiology.

La investigación aplicó un cuestionario a casi 50.000 mujeres con preguntas relacionadas a la salud y estilo de vida. Las consultadas respondieron cada dos años en el periodo comprendido de 1992 y 2006. Al comenzar el estudio ninguna mujer presentaba depresión, pero después de esos 14 años, 6.500 voluntarias habían sido diagnosticadas con el problema. El estudio reveló que uno de los factores más impactante relacionado a los cuadros depresivos fue la práctica de la actividad física. Las mujeres que revelaron que practican ejercicios físicos durante 90 minutos o más por día tienen 20% menos posibilidades de desarrollar depresión de las mujeres que solamente practican10 minutos de ejercicios diarios.

“La actividad física practicada por más tiempo puede aumentar la autoestima, el censo de control y los niveles de endorfina en la sangre de la mujer”, explicó Michel Lucas, coordinador del estudio. Ver televisión, sin embargo,  fue identificado como no de los hábitos relacionados a la depresión. De acuerdo a la investigación, las mujeres que pasaban más tiempo delante del aparato presentaron 13% mayores riesgos de tener depresión de aquellas mujeres que raramente encienden el aparato. De acuerdo a Lucas una de las posibles explicaciones es que muchas mujeres sustituyen el tiempo que podrían pasar haciendo ejercicios  por estar al frente al televisor. Si bien el estudio haya concluido que la depresión es una de las consecuencias por la falta de actividad física, los investigadores también relacionaron los resultados de que en ciertos casos, la mujer haya experimentado algunos síntomas de depresión antes de haber sido diagnosticada formalmente con el problema.