Adicción a las redes sociales

0
65

Adolescentes que frecuentan sitios como Facebook tienen mayores chances de convertirse en dependientes de algún tipo de droga y alcohol. En Bolivia se usa el cyber-bulling con mayor frecuencia.

Investigadores de la Universidad de Columbia, en los Estados Unidos, descubrieron que los usuarios de las redes sociales son cinco veces más propensos a fumar cigarro y poseen tres veces más posibilidades de exagerar en el consumo de bebidas alcohólicas y envolverse con sustancias prohibías. El estudio se desprende de entrevistas logradas  por medio de teléfono o internet a más de 2.000 jóvenes, entre 12 y 17 años.

Se evidenció que los jóvenes varones incrementan sus contactos en la red, en la medida que en tienden a publicar fotos vinculadas con el consumo de alcohol al tiempo que comunican también  el estado de ansiedad social en que viven. El Dr. Gregory Elliot,  profesor  de  sociología  en  la  Universidad  Brown, afirmó al respecto que pasar  demasiado  tiempo  preocupado  en  la  imagen  de  Facebook  en  lugar  de  realizar  relaciones  en  el  mundo  real,  es probablemente un síntoma de ansiedad social.

Los investigadores expresaron que  “la muestra generalizada de alcohol en Facebook puede influir en las normas sociales y causar un aumento  en  el  consumo  de  alcohol  a  los  estudiantes  universitarios  varones”

“La relación de las imágenes con el riesgo de consumir sustancias ilegales es clara. Una foto vale más que mil palabras”, explica Joseph Califano Junior, fundador y consejero del  Centro Nacional de Dependencia y Abuso de Drogas, institución ligada a la Universidad de Columbia y ex-secretario de Salud, Educación y Bienestar de EEUU.  Para Califano, es necesario que las redes sociales creen mecanismos para impedir que adolescentes publiquen fotos con bebidas o drogas en sus perfiles. El especialista resalta que en general las familias están ajenas a estas situaciones. En una investigación anterior, realizada con 500 papás americanos, 86% dijeron que no creen que las redes sociales puedan influir negativamente en el comportamiento de sus hijos.

En términos más generales, el estudio permite vislumbrar una problemática y evidenciar el grado de influencia que tienen las redes sociales hoy en día y cómo estas van adquiriendo mayor preponderancia en el comportamiento de la comunidad  moderna, más aún, es importante llegar a conocer los efectos nocivos de la adicción a las redes sociales. Según el último foro de expertos reunidos en Davos, Suiza, en el marco del cónclave anual del Foro Económico Mundial, los niveles que ha alcanzado la adicción a las redes sociales en el mundo, tiene un impacto negativo.

Además del incremento en el tiempo destinado al uso de redes sociales como Facebook, MySpace y Twitter, que genera adicción y distracciones en los centros de trabajo, las redes sociales tienen un impacto negativo en las habilidades cognitivas y en la salud, y representan graves riesgos para la seguridad de los datos privados de las personas, reconoció el grupo de especialistas reunidos en Davos. Agregaron que la excesiva exposición a estos medios ha generado, irónicamente, personas más antisociales, por lo que es común que los usuarios extremos eviten la interacción cara a cara o la afronten de manera incómoda.

Entre otros aspectos negativos se señalaron la enorme cantidad de tiempo que se desperdicia al estar pendiente de la actividad online de los amigos; la amplificación del cyber-bulling entre compañeros, el total desapego que empiezan a tener los jóvenes hacia sus familias por dedicar la mayor parte del día a las redes sociales. La interacción rápida y escueta sustituye cada vez más a la argumentativa y sustancial.

Los expertos enlistaron una serie de medidas para paliar este problema que va en aumento, como la necesidad de que en los centros educativos se enseñen los pros y contras del uso de las redes sociales en Internet, generar herramientas para deshabilitar la conectividad a la red por periodos de tiempo predeterminados, ayudar a combatir la adicción a las redes sociales y trabajar con los padres de familia ya que ellos también interactúan demasiado a través de las computadoras.

Lo cierto es que la temática, va a dar mucho campo a los investigadores para trabajar en el presente y en los próximos años. De acuerdo al crecimiento, al avance y al acceso de la tecnología y de Internet, algunos países han iniciado este recorrido y los investigadores brindan mayor preeminencia a la temática.

En países como Bolivia, donde el avance tecnológico y el acceso son más limitados, aún no se evidencian estudios importantes que analicen los diversos efectos de la adicción de adolescentes y jóvenes hacia las redes sociales.  No obstante, se conocen algunos efectos negativos de su uso, como es el caso del cyber-bulling entre compañeros, practicado al interior de algunos establecimientos educativos de ciudades del eje troncal, donde a través de la creación de un blog con un ribete que afirma  “Yo odio a…”, los acólitos secundan la noción denigrando y/o destruyendo la reputación de estudiantes que cometieron el error de caer mal a algún joven cibernauta.